Política

El virus no falló en su circulación: la transmisión dejó dudas y contaminó el mensaje

Y lo temido, finalmente ocurrió. Ante el exponencial crecimiento de casos de coronavirus, y la falta de reacción oficial para intentar al menos contener el brote, el Partido de General Pueyrredón retrocede a fase 3 del Aislamiento, de acuerdo a la normativa vigente en la Provincia de Buenos Aires. Los detalles se conocerán en las próximas horas, pero la decisión ya fue comunicada oficialmente por el propio Intendente Guillermo Montenegro.

blank

Los números son contundentes: 49 casos entre el 12 de marzo y el 30 de junio, 773 durante el mes de julio, y 1942 en los 26 días que lleva agosto. Es decir que el mes podría cerrar con 4 o 5 veces más contagios respecto a julio. Al día de la fecha, los activos son 1113, y la ocupación de camas de terapia intensiva, al menos en el sector público, ronda las 60. Aunque poco se sabe sobre las clínicas privadas.

Más datos: entre la semana del 13 al 19 de julio, los casos tuvieron un promedio diario de 29, mientras que en los siguientes 7 días, fue de 32. Por su parte, entre el 27 de julio y el domingo 2 de agosto, la media diaria fue de 34, y en los primeros días del mes actual, el promedio alcanzó los 49 contagios diarios. Desde el último sábado, es de 157.

La falta de médicos y personal de salud habría sido un factor fundamental para la decisión del jefe comunal. Según el último reporte oficial, Mar del Plata registra un 15% de contagios entre dicho personal, una cantidad que duplica a la cifra nacional. La Salud pública en la ciudad, al igual que en el resto del país, siempre fue una deuda pendiente. La pandemia de coronavirus sólo la hizo más evidente.

El pasado lunes 24, Guillermo Montenegro reconoció, pese a él mismo, que en Mar del Plata “hay circulación comunitaria”. Los desatinos oficiales quedaron expuestos: apenas 5 días antes, el Secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, había dicho que “la curva de contagios está aplanada”. Inexplicable tanta negación.

En un artículo anterior, desde este espacio se había afirmado que “a esta altura, discutir si hay o no circulación comunitaria parece anacrónico. Por definición, “es el momento en el que ya el virus circula libremente por la ciudad, no sabemos de dónde viene porque se ha perdido el hilo. Por ejemplo, antes sabíamos que una persona que venía del extranjero podía portar el virus, se aislaba y ahí terminaba el problema. Hoy, ya no es posible eso porque el virus “camina” diariamente entre la sociedad y el hilo conductor es imposible encontrarlo”. El Municipio reconoció que hay un 30% de casos sin nexo.

También desde aquí, se decía que “el silencio del Gobierno de Guillermo Montenegro es atronador e inexplicable. Quizá la razón pueda hallarse en un temor a retroceder de fase. Pero al menos se le exige a la comuna o bien que emita comunicados para reforzar los cuidados que debe tener la ciudadanía, ante un evidente relajamiento de la cuarentena, o que restrinja horarios algunas actividades recreativas, tal como lo acaba de hacer el Municipio de Tandil. Está claro que una advertencia pública no lograría disuadir a la gente de no juntarse, pero no deja de ser un mensaje. A veces las sociedades necesitan algún tipo de señal por parte de sus dirigentes”.

blank

El Intendente no se permitía aceptar que la pandemia finalmente llegó a Mar del Plata. No quedan claras las razones que lo llevaban a no aceptar la realidad, pero aquella postura transmitía una peligrosa sensación de desgobierno, ejemplificada en el descontrol imperante en la calle los fines de semana de buen tiempo.

A lo largo de las últimas semanas, diversos especialistas consultados por este medio hicieron hincapié en acciones que el Municipio no llevó a cabo:

_ Convocar a un comité asesor integrado por infectólogos, epidemiólogos y médicos en general, que conozcan todo el sistema de salud público y privado de la ciudad

­_ Elaborar un mapa epidemiológico por barrios a partir de los Centros de Salud liderado por el INE (Instituto Nacional de Epidemiología)

­_ Aplicación urgente del programa Detectar

­_ Trabajar en forma coordinada con el segundo y tercer nivel de atención médica y de manera horizontal con el sector privada para unificar protocolos

_ Implementación de “cordones sanitarios”, como los que aplica exitosamente la provincia de Córdoba

_ Elaboración de una intensa campaña de prevención que bien podría llevarse a cabo a través de estudiantes de la carrera de Medicina y carreras afines

La realidad, como siempre, se terminó imponiendo. Y suma preocupación a una situación alarmante también en el plano económico. Los bares y restaurantes permanecieron absurdamente cerrados entre el 16 de marzo y el 3 de julio, cuando Mar del Plata apenas totalizaba medio centenar de casos, al igual que los comercios que recién pudieron abrir el 26 de mayo.

La pandemia existe y no es responsabilidad de los dirigentes. Pero la falta de reflejos del gobierno comunal fue evidente para intentar contener el brote. A veces, sino se sabe qué hacer, es aconsejable tratar de disimularlo.

Pablo Portaluppi

Notas vinculadaS:

Crecen los casos en investigación epidemiológica en el pico de la pandemia: voces y silencios que no ayudan

Coronavirus: en modo relax en el peor momento, rumbo al pico de los casos en Mar del Plata

Crecen casos de coronavirus y ya apuntan a deficiente manejo en áreas de Salud

Coronavirus: Se rompieron el termómetro, la tregua política y no llegó la hora de la verdad

Coronavirus: ¿Llegó la hora de mirar para otro lado?

Fase 4: un mix político – sanitario que llega en el peor momento; a más casos mayor apertura

Se disparó el coronavirus y no perdona en Mar del Plata; ¿Quién decide la próxima fase?

Coronavirus a la carta en modo Kicillof: Mar del Plata no desentona y suma confusión

Montenegro entre Frederic y Berni: postergan a Mar del Plata y se queda sin fuerzas federales

Coronavirus: La parábola del cambio de fases mientras crecen los casos; impacta la política tuneada

Covid-19: Mar del Plata con más casos que otras ciudades grandes: testeos insuficientes y pérdida de nexo epidemiológico

Covid-19: Dudas, sospechas y discrecionalidad; presentan Hábeas Corpus en Mar del Plata; los caprichos de Kicillof

Coronavirus: Nuevo bloqueo a Mar del Plata, otro cepo a su economía: insostenible

Covid-19 en Mar del Plata: casos de sospechas y más dudas con los testeos; el dilema de Montenegro

Todo lo que no se dice sobre el coronavirus en Mar del Plata: los casos, test y otros puntos de dudas de los que no se habla

Coronavirus: aguante Mar del Plata; un sistema que viene colapsado

2 Comentarios

  1. dejen de joder caraduras….

  2. Lo peor,es que todos los casos son de acá a 20 días para atrás que se contagiaron,o sea si hay 200 personas contagiados estuvieron 2o días repartiendo el virus,los que se contagiaron ayer o el finde pasado lo sabremos en 20 dìas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*