Política

Fase 4: un mix político – sanitario que llega en el peor momento; a más casos mayor apertura

 

Mar del Plata continuará por una semana más en fase 4. La noticia trae alivio a una ciudad cuya economía se muestra exhausta y fuertemente golpeada. Un retroceso hubiera significado un golpe casi de knock out.

Sin embargo, solamente el Intendente Guillermo Montenegro y el Jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco saben cuáles variables tuvieron en cuenta a la hora de tomar la decisión, más allá de los ruegos del jefe comunal.

Según informan los medios más cercanos a ambos oficialismos, se tuvo en cuenta la cantidad de camas ocupadas y la gran cantidad de altas registradas en los últimos 7 días. Pero llama la atención que no tenga en cuenta la tasa de duplicación de casos, que es de 6 días. Un valor altamente riesgoso.

El ex juez federal se encuentra en una situación muy incómoda. Fue uno de los primeros gobernantes del país en decretar el cierre de espacios públicos ante el advenimiento de la pandemia, una decisión que fue altamente celebrada por todos.

Pero a medida que pasaba el tiempo, y se registraban pocos casos de coronavirus en la ciudad, los distintos sectores afectados comenzaron a ejercer una fuerte presión para abrir sus puertas. Y las mayores aperturas se empezaron a dar en momentos en que los casos positivos aumentan exponencialmente, cerrando julio con 773 contagios.

Además, Montenegro está rodeado por fuego enemigo. De un lado la ex candidata a Intendenta por el kirchnerismo y actual jefa de la poderosa ANSES, Fernanda Raverta, haciendo gestiones para que Mar del Plata no retroceda de fase.

Y por el otro, el coordinador bonaerense de los retenes, Rodolfo Manino Iriart, un hombre muy allegado a Daniel Scioli y con fuertes vínculos con el Frente de Todos y con sectores poderosos de la ciudad, quien recientemente opinó que General Pueyrredón debía volver a “fase 0”. Habrá que ver en el tiempo cuáles serán las consecuencias de dichas relaciones.

Asimismo, la ampliación de los partes poco ayuda para llevar tranquilidad a la población.

A pesar de que el propio Municipio en las últimas horas había informado que las explicaciones iban a ser más exhaustivas, con el fin de que ““el equipo de epidemiología pueda contar con más horas para realizar la investigación y así brindar información más precisa”, todo lo contrario ocurrió recientemente con los 84 casos registrados ayer.

La ampliación brindada hace minutos sólo se limita a decir que contrajeron la enfermedad, por ejemplo, “30 contactos estrechos”, no se sabe si de casos con o sin nexo, “9 trabajadores de la salud de distintas instituciones”, sin especificar de cuáles. Además, 10 personas no tienen nexo epidemiológico, lo que se suman a los 30 de los últimos tres días.

Demasiado como para seguir negando la transmisión, aunque como ya se dijo, a esta altura poco importa. El aspecto que sí ratifica el parte es que la incidencia de la nueva enfermedad en el personal de salud de Mar del Plata sigue siendo la más alta del país, orillando ya el 40%. El pluriempleo explica sólo una parte de ello. Las malas condiciones laborales quizá expliquen otro tanto.

Un factor clave para haber continuado en fase 4 habría sido la gran cantidad de altas. Aunque aquí surge una enorme contradicción en la política del gobernador Axel Kicillof. Mientras que por un lado propugna un mayor endurecimiento de la cuarentena, por otro convalida un criterio de alta muy laxo: en las personas asintomáticas o con sintomatología leve, después de 10 días de la aparición de síntomas, el paciente está en condiciones de ser dado de alto sin necesidad de un hisopado.

Evidentemente, el concepto que se esconde detrás de las nuevas decisiones oficiales es que “hay que convivir con el virus”, aunque en público lo nieguen, De ser así, resulta más que nunca imprescindible exigirle al gobierno municipal mayor claridad a la hora de detallar la información. Y que si no se asume la enfermedad, el diagnóstico a aplicar siempre será equivocado.

Pablo Portaluppi

6 Comentarios

  1. Si pero la vida continua..y no veo q el intendente encare un proyecto serio de bacheo..las calles de los barrio son un desastre

  2. Fuego enemigo? Raverta hace gestiones para q mdp no retroceda de fase(?). Fuego Amigo muchachos!!!

  3. Fabián Dasse aca en el sur están laburando las máquinas mejorando calles que eran intransitables.. No es asfalto pero algo es algo!

  4. Es todo politica!!!!
    Prefire matarnos doque retroseder d fase!!!

  5. Este intendente que importaron de San Isidro porque era cool…vino a Robar nada mas que a eso..? es un Guillermo Bolsonaro..se caga en la gente…