Ciudad, Información General

Coronavirus: La parábola del cambio de fases mientras crecen los casos; impacta la política tuneada

 

 

 

 

 

Con los nuevos 44 casos informados esta noche, Mar del Plata llegó a 472 contagios confirmados de coronavirus desde que comenzó el mes de julio, convirtiéndose de este modo en una de las grandes ciudades del país con más contagios. Rosario, con el doble de población, registra 182 positivos en el mismo período.

Con estos números, crece el temor que la ciudad retroceda en el amañado sistema de fases implementado por el Gobierno bonaerense. La administración de Axel Kicillof estableció que en la número 3 estarán todos los distritos “en donde se haya producido un brote o un aumento significativo y repentino de casos COVID”. La permanencia en esta fase se centrará en “la velocidad de transmisión, medida en términos de tiempo de duplicación, o la ocurrencia de casos autóctonos en donde se verifique que la cadena de transmisión se corresponde con un escenario de transmisión comunitaria”.

Quien habría realizado intensas gestiones ante el gobernador Kicillof para que Mar del Plata no retroceda de fase el pasado lunes, fue la actual titular de la ANSES y ex ministra bonaerense, Fernanda Raverta, que fuera candidata a jefa comunal en la ciudad en las últimas elecciones representando al kirchnerismo y perdiera por apenas pocos puntos. Casualmente su marido, Pablo Obeid, había sido designado en la ANSES local como Director Regional meses antes del nombramiento de su esposa.

 

blank

 

Recientemente, Obeid aseguró que en Mar del Plata 1 de cada 4 ciudadanos recibió ayuda del Estado. Traducido en números concretos, fueron más de 157.000 personas, lo que representa más de la mitad de la población en edad laboral. El rol de Raverta en este esquema no es para nada menor, ya que para muchos, la “alianza” tácita que hizo con ella el propio Intendente Montenegro puede ser leído como “el abrazo del oso” por parte de la dirigente camporista. Las palabras de Obeid parecen ir en ese sentido.

En recientes declaraciones, el Intendente Guillermo Montenegro afirmó que en la ciudad “hay circulación comunitaria pero no transmisión”. La razón de esta declaración es meramente económica: este último concepto está incluido en la temida fase 3, donde deberán cerrar comercios que no sean esenciales o de cercanía, y la golpeada gastronomía. Ya no hay margen para tamaña decisión. Pero asumir la realidad resulta indispensable para afrontar los problemas, en momentos en que el gobierno municipal parece ir detrás de los acontecimientos, además de haber perdido el control de la agenda, tironeado entre la administración de Kicillof y las presiones de los sectores de la economía que pugnan por abrir sus negocios después de más de 120 días de cuarentena. Las arcas municipales dependen cada vez más de la asistencia de la provincia para poder afrontar sus enormes gastos.

 

blank

 

Si bien la mayoría de los contagios registrados en los últimos días en Mar del Plata se originaron en el Hospital Houssay, en una pesquera ilegal y en un geriátrico, lo cierto es que hay cerca de 40 personas de las cuales no se logró establecer el nexo epidemiológico. Por ejemplo, el sábado 18 de julio se informó que 3 de los 16 casos confirmados no se sabía dónde se habían contagiado, lo que representa casi el 19%. Y al día siguiente, no se logró establecer el nexo de 11 contagios sobre un total de 52, es decir, más del 21%. En tanto, en el parte del martes 21 se dijo que se desconocía el origen de 6 de los 35 positivos, además de haberse dado 9 casos en un psiquiátrico.

Finalmente, en el parte del miércoles 22 se aseguró que 4 personas sobre un total de 33 no tenían nexo epidemiológico determinado. La estrategia oficial parece clara: colocar al Houssay en el responsable máximo del brote originado en julio en la ciudad.

Así mismo, cabe recordar que entre marzo y junio, en 22 de los 49 casos registrados no se logró determinar la cadena de contagios. Tampoco se sabe a ciencia cierta cómo se pudieron haber contagiado los llamados “Caso 0” en los diferentes focos de la ciudad. A esta altura, con más de 30 lugares donde se registran contagios, las diferencias entre circulación y transmisión parecen ridículas.

 

blank

 

Además, desde que se produjo el brote, los partes que emite a diario la Municipalidad resultan cada vez más imprecisos: en ninguno de ellos se hace mención a la cantidad de personas que fueron hisopadas y que están aguardando el resultado, o a la cantidad de camas ocupadas, como sí lo hace, por ejemplo, el Municipio de Bahía Blanca. Aún peor, en un video que se hizo viral, una mujer que tiene a su hija de seis años con coronavirus acusó falta de respuestas del Gobierno de Guillermo Montenegro después de insistir sin éxito y durante varios días para que personal del Sistema de Atención Médica de Emergencias (Same) vaya a su casa a hisoparla, ya que acusa síntomas compatibles con la enfermedad desde la semana pasada.

Hay un dato que no se debe pasar por alto: en Mar del Plata, cerca de un 35% de los contagios se dio entre personal de salud, mientras que a nivel nacional la incidencia es casi cuatro veces menor, cercano a un 8%. Para los especialistas, está situación lejos está de ser casual: en la ciudad se registra una alta tasa de pluriempleo y una ineficiente provisión de insumos y equipos de protección personal por parte del Estado, tanto municipal como provincial.

En línea con lo antedicho, en un informe que circuló en los últimos días, se denuncia “desmantelamiento y achicamiento de los equipos de trabajo, reducción de personal y cantidad de horas del mismo en áreas sensibles como Clínica Médica, Enfermería, Medicina General, y Pediatría”. En las últimas horas se detectó otro brote de covid nada menos que en el Hospital Regional Interzonal de Agudos. Así mismo, se denuncia maltrato, persecución laboral, inasistencia de personal jerárquico a sus lugares de trabajo, y falta de equidad en el reparto de horas extras. Estas presuntas irregularidades se potencian en el contexto actual signado por la pandemia.

 

blank

 

Pero los cuestionamientos al área de Salud del Municipio comenzaron fuertemente a mediados de junio, cuando la Secretaría a cargo de la Lic. Viviana Bernabei emitió un memorándum donde afectó directamente las guardias pediátricas en los Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS), al modificar el sistema de horas extras. En verdad, esta medida se tomó en el marco de la Resolución 810/2020, publicada el 12 de junio, donde el gobierno municipal decidió el recorte de horas extras como parte de un plan de ajuste ante la delicada situación financiera que atraviesan las arcas comunales, disponiendo un límite para cada secretaría.

La decisión se tomó ante “la necesidad de adoptar medidas conducentes a obtener una mejor ejecución del gasto público y organización del recurso humano del municipio”, según señala la norma. Allí, se estableció, entre otras cosas, que Salud tendría un máximo mensual de 7.000 horas extras. En la notificación la Secretaría se dirigió específicamente a la División Pediatría, donde destacó que en función de la emergencia sanitaria “es oportuno, conveniente y necesario establecer en el ámbito del servicio de pediatría, un criterio único al sistema de guardias”. En otros términos, se especifica que éstas “serán imputadas al módulo horario semanal”, lo que en la práctica significa que aquellos profesionales que opten por realizar guardias los fines de semana deberán descontarlas de la jornada semanal, afectando de ese modo las prestaciones del servicio que se brinda de lunes a viernes. La disposición fue firmada por la titular del área, Viviana Bernabei, y el Director General de Capital Humano, Marcelo Lacedonia

Al no poseer un Hospital Municipal, Mar del Plata cuenta con 32 Centros de Salud, que integran nada menos que la red primaria de atención, en especial de los sectores de la población que no cuentan con ningún tipo de cobertura médica. El primer impacto de este recorte se dio en las guardias pediátricas, donde hubo fines de semana enteros donde directamente no hubo atención para chicos en muchas “salitas”, en especial las de Batán y Playa Serena. En la práctica, lo que se decidió es que “las horas ya trabajadas el fin de semana no se iban a pagar, que las condiciones laborales de algunos de los pediatras cambiaban abruptamente y debían trabajar los fines de semana obligatoriamente, y que las horas de Pediatría de lunes a viernes, se reducían a expensas de cubrir las de fin de semana”, tal cual lo denunció la médica María del Carmen Martín.

A partir de estos hechos, la concejala Paula Mantero de Acción Marplatense advirtió sobre los inconvenientes que se registrarían en la atención sanitaria municipal y presentó un pedido de informe para que el Ejecutivo dé un detalle sobre los profesionales con que cuenta la Secretaría de Salud, entre otras precisiones. También se evalúa solicitar un informe de las horas extras abonadas en el mes de mayo.

Pero la pediatría no es la única especialidad afectada. Mediante el ajuste decidido, además de verse seriamente afectada la odontología, también fuentes del área de Salud denunciaron ante este medio un recorte en los salarios de varios médicos del SAME que al ser pasados obligatoriamente a planta permanente, sufrieron una rebaja en sus ingresos de aproximadamente $60.000 mensuales. El Sistema de Atención Médica de Emergencia ha cobrado mayor relevancia a partir del fuerte crecimiento de los casos en la ciudad, donde su Director, el médico rescatista Juan Di Mateo, se ha convertido prácticamente en el vocero de la Secretaría cuando todos los mediodías detalla el parte de la noche anterior, aunque, como se dijo, los informes resultan muy imprecisos.

También desde Acción Marplatense, se solicitó que se implemente urgentemente el programa Detectar. “Es inexplicable un día más de dilación. Se debe testear para relevar los casos que se van produciendo”, señalaron. De hecho, los últimos secretarios de Salud municipales, Alejandro Ferro y Gustavo Blanco coinciden hace meses en pedir una mayor cantidad de testeos en la población. En las últimas horas, el Operativo DetectAR (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina), en las últimas horas detectó en la ciudad de Buenos Aires un 41% de positividad.

En Mendoza, por su parte, se está implementando un método similar, llamados “sitios centinela”, con el fin de hacer pruebas aleatorias y detectar casos que escapan a la lógica de «casos sospechosos». Allí fueron descubiertos la mayoría de las personas que tenían el virus y no lo sospechaban. En el último parte, de los 61 casos detectados en toda la provincia, 13 fueron por el método de búsqueda. Los partes brindados por el gobierno mendocino son muy completos, detallando cifras y lugares exactos del contagio.

Desde el bloque de Acción Marplatense le dijeron a este medio que el proyecto “se presentó en las últimas horas en Calidad de Vida y Salud Pública, quedando en comisión en el Concejo Deliberante. El oficialismo planteó que estaban en conversaciones con la provincia”. El mismo argumento esgrimió el Frente de Todos, en una clara demostración de la alianza entre Montenegro y Raverta.

La falta de avances de la utilización del programa Detectar en la ciudad, hace suponer que su implementación no le conviene a nadie, ni a Cambiemos ni al propio kirchnerismo. La eventual aparición de cientos de casos en los barrios colocaría en un serio compromiso a ambos debido al sistema de fases imperante en la provincia.

Pablo Portaluppi

3 Comentarios

  1. Yaaaaa tendría que haber retrocedido,que están esperando??que caigamos como mosca ????

  2. Patricia Olmedo Deberías postularte para Intendente, es más, para presidente ya que sabés tanto. Parecés ser del gobierno de científicos que piensa que solo el encierro es la solución (para que no molestemos así no se nota que no prepararon nada el sistema sanitario y también para arruinar nuestro país) Sería bueno que ya que sos tan buena alumna en cumplir con la cuarentena, veas cómo salieron otros países, países serios, hacete el favor y también fijate como afecta esta tan larga, la más larga del mundo, cuarentena argentina. Y si te pone mal, recordá tu publicación y ponete sal en un recipiente de barro debajo de la cama para ahuyentar las malas ondas. ????

  3. Viviana Maronese que pwlotuda que sos roga no caer o tu padre o madre en wl caso que no te hayan cagado en vez de parido??