Política

Se disparó el coronavirus y no perdona en Mar del Plata; ¿Quién decide la próxima fase?

 

 

Con los 84 casos de coronavirus confirmados en el último parte, Mar del Plata cierra el mes de julio con 773 contagios. La ciudad de Rosario, con el doble de habitantes, culmina el mes con 409 personas infectadas. Una situación que preocupa a todos.

En horas del mediodía, el Gobierno municipal de Guillermo Montenegro emitió un comunicado donde informaba que la ampliación del parte nocturno en el cual se detallaban los casos, que desde hace semanas se comunicaba mediante un video, se iba a comenzar a hacer a las 18 hs. para que “el equipo de epidemiología pueda contar con más horas para realizar la investigación y así brindar información más precisa”. Sin embargo, la última explicación lejos estuvo de aclarar las cosas. Sólo se habló de instituciones de salud y de un hogar geriátrico.

Allí también se afirmó que había 36 camas Covid-19 en uso y 5 respiradores. Pero continúa brillando por su ausencia la incidencia de ocupación en terapia intensiva y de un dato no menor, la tasa de duplicación de casos, factor fundamental a la hora de evaluar la situación epidemiológica de cada distrito. El comunicado oficial también destacó que los lunes se informará “sobre la cantidad de hisopados realizados semanalmente”, algo que los partes municipales habían dejado de hacer desde que comenzó la escalada de casos.   

Al parecer, el Gobierno de General Pueyrredón tomó nota de algunos reclamos que se venían haciendo en las últimas semanas, respecto a las imprecisiones de los partes de contagios de coronavirus. Sin embargo, seguramente motivada por cuestiones políticas y económicas, la administración de Montenegro continuó esquivando la realidad, al insistir que en Mar del Plata “no hay transmisión comunitaria”. La propia Secretaria de Salud, Viviana Bernabei, lo repitió en las últimas horas.

A esta altura de los acontecimientos, esto poco importa. La Comuna se apoya en un argumento poco sostenible: “Hay transmisión cuando no se puede detectar el origen del contagio del 60% de los casos”.  Según la Organización Mundial de la Salud, se considera que hay transmisión comunitaria cuando se llega al momento en el que “ya no es factible relacionar los casos confirmados de personas contagiadas a partir de un caso conocido y a lo largo de una cadena de transmisión”. Es decir que hay tal situación cuando el virus circula (o comienza a hacerlo) libremente en la sociedad, sin que sea posible identificar cuándo, cómo y a partir de qué las personas están transmitiendo el virus y contagiándose entre sí”.

La Lic Bernabei afirmó que de “sólo el 10% de los casos no se conoce el nexo epidemiológico”. Una semana atrás, el Dr. Montenegro habló de un 5%. Para aportar más confusión, pocos días después se mencionó que no se sabía el nexo de sólo 11 casos.

Pero los propios datos vertidos por el Municipio, desmentirían aquellas afirmaciones. Y aunque así fuera, en tal caso habría que endilgarle a la administración que no se informe al respecto. De acuerdo al comunicado citado anteriormente, “la información debe ser precisa y transparente para toda la comunidad marplatense”.

De los 32 casos informados el 28 de julio, en 15 de ellos se desconocía el origen, mientras que en el informe del día siguiente, también con 32 personas contagiadas, en 10 de esos casos no se sabía el nexo. En el último, sobre un total de 23, 5 eran de origen desconocido. Tomando sólo estos datos, se trata de un 34%. Resta aún saber los 84 últimos, aunque según trascendió habría varios sin nexo claro.

  Mientras en junio no se registraban casos, la gastronomía estaba absurdamente cerrada. Y cuando los casos aumentan,  todos los sectores pugnan por abrir. Es lógico. En algunos de ellos,  la situación es desesperante. La foto de los concejales sugiriendo abrir todo suena a contramano de la realidad. Pero la película lo explica. Sin casos,  estaba todo cerrado.

 Para sumar más preocupación en una ciudad fuertemente golpeada por una grave crisis económica, se constata que la curva en Mar del Plata va en franco ascenso. Entre el 1 y el 16 de julio, se registraron 259 casos de coronavirus, lo que arroja un promedio diario de 16 contagios. Y entre el 17 y el 31 de julio, hubo 514 positivos, lo que significa un promedio de 34 casos, más del doble.

La otra variable que suma preocupación es la tasa de duplicación de casos, de la que nada se informa en la ciudad. De acuerdo a un informe privado de una semana atrás, en Mar del Plata era de 6,5 días. El aumento de casos de la última semana hace presuponer que este número descendió aún más. Según el criterio establecido por el Gobierno Nacional, cuando la tasa es menor a 15 días, la situación se torna peligrosa.

Cuando prácticamente no se registraban casos en la ciudad -sólo 49 en más de 105 días-, los errores de gestión se podían ocultar. Además desde el 2 de abril que no se convoca al comité de crisis creado a efectos de afrontar la nueva enfermedad.

El gobierno municipal se negaba sistemáticamente a la aplicación del Plan Detectar, que era reclamado desde vastos sectores, entre ellos, los últimos Secretarios de Salud municipales, los médicos Alejandro Ferro y Gustavo Blanco, para la confección de un imprescindible mapa epidemiológico. Finalmente, dicho operativo comenzará a aplicarse en el barrio Las Heras, Pueyrredón, Bosque Grande, Parque Hermoso y El Martillo.

Retroceder de fase no sería la solución, a través del arbitrario esquema diseñado por el gobierno de Axel Kicillof. Aunque las chances de que esto ocurra desde el próximo lunes han crecido fuertemente. Lo que urge es que la administración de Guillermo Montenegro, que se encuentra sometida a fuertes presiones, sea más claro a la hora de informar y de afrontar la pandemia, en una ciudad con altos índices de desempleo, pobreza e inseguridad.

La demora en decidir aperturas fue difícil de explicar. Seguramente Montenegro dirá que Kicillof no permitía habilitar. Y algo de razón tendrá, pero lo cierto es que el pánico se apoderó de todos los gobernantes, tanto de un lado como de otro. Y la convicción de abrir no era tan segura.

Pablo Portaluppi

 

8 Comentarios

  1. Dejen de poner la palabra “autoritaria” es lo único q saben decir. Haganse cargo. Se les fue de las manos.

  2. Por dios ahora se ponen a trabajar se podían hAber evitado falto más control se relajaron demasiado ???????

  3. Es una pandemia ,ha puesto de rodillas a toda la humanidad ,eso demuestra que los seres humanos no tenemos el poder para acabar con las enfermedades por más buenas intenciones que tengamos ,no importa los nombres,son humanos y les pasan las mismas cosas que a nosotros,a cuidarse mucho

  4. #distanciasocial 2mts #barbijo y #acoholgel es lo unico que te puede salvar y no ser hacer sociales con gente que no es conviviente!
    Cada uno debera cuidarce solito!
    Ya tenes las herramientas para saber como cuidarte, solo depende de tu responsabilidad y exsigir que todos cumplan con el protologo…si no lo hay no consumas, no compres, alejate y asi podras evitar males mayores para ti o tus convivientes (flia)
    Que tengan un buen sabado!

  5. SOLO la vacuna, que no sera ya, como sabemos, podra parar esta pandemia mundial. Deberemos ser prudentes y cuidarnos todos por igual. Nadie esta exento.

  6. Lo que pasa aca que no hay control de nada

  7. ERA DE ESPERAR A MI CRITERIO SE APURO MOTENEGRO NO ERA EL MOMENTO I DICADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*