Ciudad, Destacado

Inseguridad: lo único seguro es que Pulti, no es digno, porque sigue mintiendo

Los fiscales Daniel Adler y Fernández Garello deben dar un paso al frente, para que Pulti dé un paso al costado y los marplatenses no sigamos dando pasos para atrás. Este intendente ya está superando los límites de la tolerancia. No ha sido suficiente que 83 de cada 100 personas, hayan rechazado su gestión y sus políticas. En realidad debería estar sincerando todas sus extravangacias y su inconmesurable cúmulo de mentiras, que tienen como víctimas a los habitantes marplatenses por un lado y a todos los contribuyentes por el otro.

20130114-gustavo-pulti-mar-del-plata-funciona-con-mucho-esfuerzo-todos-los-meses-del-ao

La gente se está yendo de la ciudad, ningún joven consigue trabajo, están desarmando las familias, expulsando a quienes no logran un empleo digno. Y siguen jugando a la política a 10 días de un pronunciamiento ciudadano sin precedentes. ¿Hasta cuándo lo van a cubrir? Ya es indignante, inaceptable, porque todos son funcionarios públicos y detentan un poder que les confiere el pueblo.

Pero realmente asombra que haya medios de comunicación, que persistan acompañar esta administración, en un tono light, de acuerdo a las necesidades del intendente y no de los marplatenses. Es muy grave lo que está ocurriendo, y tengo serias dudas, de que una oposición tan variopinta sea capaz de ponerle el cascabel al gato.

Pulti ya tiene el boleto picado, tiene que hacer las valijas, ya ha dejado de ser un funcionario responsable, porque la voluntad de los ciudadanos así se lo hizo saber de manera contundente, fue uno de los intendentes oficialistas que menos votos sacó en el país. Lo que está haciendo Pulti es una trampa, para que se apruebe el presupuesto con la zanahoria del aumento del 400 % más de inversión en seguridad. El presupuesto que va elevar será un presupuesto trucho y para mitigar el déficit incluye el ficticio 400 % de mayor inversión en una Secretaría. Es lo mismo que intentó con la consulta popular que luego debió abandonar. El mismo perro con diferente collar.

Ahora anuncia la creación de una Secretaría de Seguridad. En primer lugar, ya se la habían sugerido hace años. Lo dice cómo si estuviera descubriendo la pólvora o cómo si la inseguridad fuera un problema que no produce casi 100 homicidios por año, cifra desconocida en la historia de Mar del Plata, pero actúa así porque hay una oposición que se lo permite y una prensa cómplice que lo termina convalidando. No observo en la oposición ni aún a partir del 10 de diciembre en condiciones de revertir la situación, es todo muy difuso, será imposible atar políticas de Estado, por qué no saben, por qué no pueden y por qué no quieren. Basta de cháchara, las elecciones ya fueron. Pulti está sentenciando.

Más allá de un híper alta tasa de homicidios (entre las primeras del país) en relación a la cantidad de habitantes, hay robos, asaltos, heridos, violaciones, caso de justicias por mano propia, linchamientos etc. Pero realmente preocupa y asombra que siga en tren de anuncios, cubriendo a Scioli y a Cristina Fernández de Kirchner. Le da lo mismo Casal que Granados, ya estamos mal con sus mentiras.

Dice que va a aumentar el 400 % el presupuesto municipal  en seguridad, ¿el 400 % de cuánto?, de la nada, hace lo mismo que con el presupuesto participativo. Porque tiene denuncias de todos los tipos hasta en las fiscalías, por incumplimientos de los convenios. Hay que terminar con esta política de Pulti, tiene infiltrados con nombramientos dentro de su gabinete relacionados con el tema de inseguridad, que nunca van a arreglar nada, porque no les interesa, y realmente  no sé si el intendente lo sabe, o directamente se hace el distraído y prefiere seguir engañando a la gente, para que directamente ya no lo voten ni las 17 personas cada 100, que lo hicieron.

Pulti es un mentiroso consuetudinario, que busca aferrarse al cargo y durar como sea los años que le restan, y lo que es peor tratando de utilizar una mayoría propia que ya no tiene. No fue una diferencia menor, que le haya dejado un margen de capacidad de maniobra. Un funcionario serio, responsable debería estar pensando en llamar a toda la oposición, y abrir un debate concreto, pero sigue actuando como si nada hubiera ocurrido el 27 de octubre. Ya excede los límites del hartazgo.

Y también sería procedente, que de una vez por todas, los fiscales Daniel Adler y Fabián Fernández Garello, avancen sobre los expedientes que vinculan a los funcionarios municipales, con serias y graves denuncias atinentes a temas de la inseguridad, cayendo por lo menos incursos en la figura de los incumplimientos de los deberes del funcionario público. Los fiscales federales y provinciales, los jueces, también deben sumarse a esta batalla contra la inseguridad, pero deben enfrentar el poder político, hacer valer la división de poderes, deben saltar la valla de la sumisión a la que han sido sometidos. La sociedad de Mar del Plata, camina inevitablemente hacia su descomposición, porque todos los índices así lo indican. Pobreza, indigencia, desocupación, niveles de actividad comercial. Acaban de festejar que las clases comienzan después de carnavales, no significa nada ni siquiera es procedente el camino que han tomado, sinceramente es de terror lo que están haciendo.

Ahora si van a permanecer en silencio, sin actuar, durmiendo las causas, van a profundizar este padecimientos de 700.000 marplatenses y millones de turistas. Adler y Fernández Garello, deben de dejar de mirar para otro lado, esta situación no da para más. Si no lo hacen,  van a ser tan responsables como Pulti y sus funcionarios. Además hay mucho dinero público en juego, a través de la malversación de fondos  y lo saben mejor que nadie.

Estos mismos gobernantes, son los que están de acuerdo con la inflación del INDEC, con el cepo al dólar, con el congelamiento de precios, con que la inseguridad no es un problema, que pagan el silencio de los periodistas y sino los amenazan como se ha denunciado ante la OEA, están de acuerdo con las persecuciones de la AFIP, con la timba de la pérdida de miles de millones de dólares, que nos dejará en un nivel de reservas similar al que dejó la dictadura militar. Son estos mismos funcionarios que perciben suculentos sueldos públicos, utilizando como lugar de sus tropelías la sede de bienes públicos. El pueblo ya habló, que cada cual cumpla con el papel, el rol que la democracia les ha dado. Hay internas ahora en la oposición que rebelan y conspiran contra la gente. El pueblo ya lo sabe y se ha manifestado.

 

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Notas relacionadas:

En un intento de disminuir la cantidad de delitos se creará la Secretaría de Seguridad

No funcionan el 911 ni el botón antipánico ni las cámaras de seguridad ni los refuerzos policiales

El fiscal federal general Daniel Adler, piensa muy distinto que la CGT y el jefe departamental de policía

Baragiola con la bala de plata, en el peor momento de Pulti

Artime el “hombre orquesta” que no tiene instrumentos

 

Un comentario

  1. Totalmente de acuerdo y muy valiente en poner en palabras lo que el 80% de mar del plata opinamos.Estamos hartos de funcionarios que no tienen idea para qué les están pagando el sueldo. Quiero decir BIEN fuerte – Basta- de nombramientos y que se vayan todos los funcionarios que no hacen nada,que entorpecen el trabajo de los que sí saben y BASTA de soberbios que tienen el tupé de tratar mal a los que trabajan y les están haciendo la gestión.
    Es hora se queden sólo los que sirven y trabajan, el resto FUERA.Que vayan a buscar trabajo a la Oficina de Empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*