Destacado, Política

Los asesinatos condenan a Pulti y Ciano

Son 14 los homicidios en 70 días. La justicia federal por intervención de la Procuradora General de la Nación, Gills Carbó, mantiene pisada la investigación sobre la malversación de fondos, destinados a la aplicación del Plan Integral de Seguridad Ciudadana, que involucra al intendente Gustavo Pulti y al ex secretario de Gobierno, doctor Ariel Ciano. Los desesperados intentos desde la MGP, para que se cierren las investigaciones, no han prosperado, para las desventuras de Pulti y Ciano, convertidos en serviles apéndices de Balcarce 50.

Ciano y Pulti, bien juntos en primera fila en La Catedral, en la misa que se celebró por la designación de Francisco como nuevo Papa. Tratan selectivamente los casos de inseguridad y son investigados por la justicia, mientras que en la ciudad se han duplicado sólo en 70 días las muertes por asesinatos.

Lejos de estar cerrada la causa, en la cual el juez de la misma rechazo el papel de querellante de la MGP, existen expresos pedidos para que se avance en la determinación de responsabilidades, en la afectación de fondos ($ 27.800.00.-) y en la irregular y escandalosa adjudicación de cámaras de seguridad, a la empresa Global View del dirigente montonero Mario Montoto.

Ya no es sólo necesario dar a conocer los hechos. Afortunadamente, la política en manos de los K (como Pulti y Cía) no puede esconder los muertos, aunque si pudieran lo harían. Es necesario un mayor compromiso de autoridades, entidades, instituciones, dirigencia política y medios de prensa para comenzar una etapa de esclarecimiento total del manejo del combate al delito. Superar los límites de una crisis estructural, en la que hemos llegado al colmo, de que el enfrentamiento en el oficialismo, traiga como consecuencias nefastas, por ejemplo, clasificar los homicidios según quién sea la víctima, el lugar del hecho y las derivaciones.

El bloque de Acción Marplatense (que generalmente no emite opinión sobre estos temas) encontró puntualmente el hueco, en el caso de la muerte de un aprehendido en la Comisaría  3ra. y las responsabilidades de toda la plana policial de la dependencia. La actuación de la fiscal María Isabel Sánchez, rompiendo con la parquedad de sus pares, es al menos sospechosa.  Investiga el caso de la muerte de Alejandro Sosa, por la cual se ha removido a todo el personal policial de la Comisaría, que tiene bajo su jurisdicción a todo el puerto marplatense.

¿Por qué emitió su reclamo bloque de concejales oficialista que tiene la boca cosida y los brazos enyesados para aprobar únicamente proyectos oficialistas? Lo hizo porque interviene en la lucha de poder entre CFK y Scioli. Las consecuencias las sufren casi 20.000.000 de argentinos, en este caso por la inseguridad, especialmente, los marplatenses.

¿Por qué niega sistemáticamente una audiencia pública y la creación de un comité de emergencia permanente, para atenuar los casos de inseguridad?

Acción Marplatense, no se expidió por ejemplo sobre el asesinato del turista alemán, o en los los casos de los asesinatos de dos ancianos en Alsina al 2.200. Por su parte el intendente Pulti, cuando en apenas 70 días de 2013 se han duplicado (por lo menos) los homicidios, monta una clara operación de prensa (a la que generosamente se prestan los canales locales) para mostrar cómo las cámaras de seguridad captan los vehículos que estacionan en doble fila, en una verdadera demostración de insulto a la inteligencia de los marplatenses.

Pulti hizo lo mismo luego de la caída de granizo, convocó a una cumbre de meteorólogos marplatenses, para comprar un radar de esa especialización, que desde hace décadas, todo el mundo sabe que hace falta adquirir, para el equipamiento tecnológico de Defensa Civil.

No hay barrio de Mar del Plata, que no se haya autoconvocado por la inseguridad. En 2013 son ya 14 los asesinatos, pero se pretende continuar bailando sobre la cubierta del Titanic. Ni se toma en cuenta lo que ocurre en Junín, o mejor dicho, se lo analiza en términos de la interna pública entre la Nación y la Provincia. ¿A qué viene Casal a Mar del Plata? Una vez por semana, llega y no arregla  nada, pero tampoco es relevado o renuncia, cuando existen casos de probada ineficacia y pedidos en tal sentido.

Casal tiene declaraciones para todos los gustos, le da lo mismo admitir que Mar del Plata está incendiada por la inseguridad, mientras que paralelamente afirma que no hay zonas  liberadas en la ciudad.

¿Cuándo dice la verdad?

En los últimos seis años han reemplazado a 8 jefes departamentales, y todo sigue peor. Lo que fracasa es la política evidentemente. Tampoco debe cargar el sayo, el recientemente designado Quintela, que se comió una racha (que se permita el término) de cuatro homicidios en menos de una semana.

Ahora tampoco, Quintela cuando pisa Mar del Plata, fue de lo más feliz con sus definiciones. Que estamos conurbanizados  (viene de la década del ´90) y que tiene que hacer un diagnóstico sobre el mapa del delito en la ciudad. Entonces, ¿Ventimiglia que está haciendo, además de cobrar el sueldo? Quintela ya fue superado por los acontecimientos, su nombramiento fue demorado hasta después del Operativo Sol, debe recordarse. ¿Qué diagnóstico? ¿No tiene inteligencia la Policía de la Provincia de Buenos Aires?

Al papelón de Negretti, yéndose en pleno enero, evidentemente le siguen otros. Ahora en Junín, reemplazaron a otro jerarca departamental. Tanto en Mar del Plata, como en la ciudad de Mario Meoni, la situación está desbordada, sólo falta que la política le dé más o menos gas al asunto, para transformarlo en un hecho de connotaciones, que merezcan el tratamiento de la prensa nacional, todo por el lucro político de la sucesión K.

Pero hay todavía datos más estremecedores y reveladores. La gobernación desde octubre de 2012, no gira los fondos a las municipalidades, que se han hecho cargo de la policía en sus distritos, con lo cual está desfinanciando el servicio. Scioli tiene un déficit de $ 40.000.000.000.- y los recursos no aparecen ni aparecerán.

Los egresados de las escuelas de policía, practican con un arma y cuando los nuevos efectivos pasan al servicio activo, le entregan otro tipo de pistola, que no saben manejar. No salen preparados para enfrentar a una delincuencia más avezada, definitivamente, han perdido la calle, y deben también protegerse de ataques de grupos armados, especialmente para operar en medio de disturbios, que tienen como objetivo un claro plan de desestabilización territorial.

¿De qué otra manera puede explicarse, semejante grado de hostilidad manifiesta, con gran oportunismo, que aparece en casos de honda conmoción por el asesinato de vecinos?

Es necesario, entender que el intendente Gustavo Pulti, y todo su gobierno, se encuentran inmersos en esta disputa, que no repara en la pérdida de vidas, con lo cual degradan la política al más bajo de los niveles, no tienen escrúpulos. Hoy existe una desarticulación total entre las autoridades políticas, las fuerzas policiales y el poder judicial, nada ni nadie garantiza la seguridad de los habitantes del Partido de General Pueyrredón. Las estadísticas no mienten.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Notas relacionadas:

Asesinato del turista: Mar del Plata en los diarios digitales alemanes y con fotos

En la ruleta rusa le tocó perder a un turista alemán

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*