Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante: Margaritos se van arrastrados por Massa y se lanzarán en Mar del Plata

Progresistas en Red, es en realidad un eufemismo que sirve para titular un indisimulado pase al Frente de Todos, de un puñado de integrantes del GEN, que van por las migajas que muy posiblemente esté prometiendo Sergio Massa, que “construye” la ancha avenida del medio en línea directa con el Instituto Patria, bajo las faldas de CFK.

Las convulsiones que provocaron las polarizadas elecciones del 27 de octubre, siguen enredando dirigentes, que parten con sus “convicciones” hacia el refugio que brinda un abogado penalista, convertido en presidente y que le presta servicios a una banda.

En este contexto, para fines de febrero los Progresistas en Red, harán su acto fundacional en Mar del Plata, con la presencia de Ricardo Alfonsín, quien no deja de tirarle centros al kirchnerismo, lo cual provoca  irritaciones de toda naturaleza entre los radicales.

Llama la atención que justamente Margarita Stolbizer, a esta altura quizás una de las pocas políticas que se ha mantenido pulcra ideológicamente, dando las batallas que corresponden desde sus  convicciones, quedó también marginada por Lavagna (padre e hijo)  Sergio Massa y Malena Galmarini, Victoria Donda y ahora Urtubey el vice de Massa quien se fue a vivir a Sevilla con Isabel Macedo y su hija.

El problema de los valores a la hora de votar, es motivo de discusiones de fondo en el país y en el mundo, de cómo se vota en Argentina. Stolbizer no merece ser incluida entre los tipos de políticos contaminados, que abundan en la clase dirigente que habita ámbitos ejecutivos y legislativos. Convocada por maría Eugenia Vidal en 2016, rechazó la invitación y se mantuvo al frente de un espacio, respaldando a la gente que llegaba a algún cargo o función por el GEN.

No hay demasiados ejemplos, pero si el GEN se desintegra es porque seguramente algo no se está haciendo bien. Sólo habrá que observar en detalle a dónde fueron a parar los Massa y su familia, los Lavagna y su familia, Donda, ahora Urtubey, el problema no es la mamá de Nicolás Laprovittola, sino sumarse a la caja del Estado, ese beneficio de una red de “progresistas”.

Notas vinculadas: 

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante: Súper población en el cuarto piso

Los comentarios están cerrados.