Jorge Elias Gomez, Opinión

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante: Súper población en el cuarto piso

Abarrotadas aparecen las dependencias del cuarto piso. La llegada a la Secretaría de Gobierno de Santiago “Buonanotte” Bonifatti no fue en soledad, sino que el desembarco  ha sido significativo en personal de planta política.

Sin embargo, esa abundancia no tiene relación con las atribuciones que aparecen menguadas, lo cual hace perder sustento a las designaciones. Transporte, Seguridad e Inspección General son áreas que ya tienen un retén. Todo sea por estar más cerca de los vecinos.

Ese primer capítulo de la gestión mereció, y sigue haciéndolo, comentarios de los tonos más sugerentes, que tienen que ver con la mejor oportunidad  política de aplicar principios casi dogmáticos del PRO, desde el cual proviene el señor intendente municipal, Guillermo Montenegro.

¿Cómo era lo del gasto público? ¿La no creación de nuevas tasas, gabelas y/o impuestos? ¿Sirve un Estado con proliferación de planta política? ¿Será cierto que el “hombre de Lavagna” ¿o de Barrionuevo?  quintuplicó el personal y ya no hay espacio físico ni muebles en el lugar.

¿Y la política de Personal? ¿Será ámbito de la Secretaría de Gobierno? es todo muy difuso. Por lo pronto en el anuncio del plan de obras en el presupuesto 2020, Bonifatti llevó la voz cantante en el anuncio, retrotrayéndose a planes enunciados en gestiones anteriores. Hubo mucho enojo y broncas por la falta de reconocimiento a los autores. Votó en contra del CEAMSE y ahora anuncia obras, reflexionan en los pasillos.

Hay que darle tiempo al tiempo. Pero la inversión de 200 horas extras mensuales para inspección de REBA y Publicidad, casi no se ha notado. La ciudad desbordada y no se ordenó ni el tránsito desde playas del Sur desde el Faro a Los Acantilados. Es un «kicaos» en las horas pico de regreso a la ciudad desde los balnearios de esa zona altamente demandada por los turistas.

Ya es poco edificante para un secretario de Gobierno ,  que el intendente le tenga que decir en la cara directamente a un grupo de taxistas, que no cumplían conel servicio adecuado a los turistas, en el pico de la temporada alta porque ellos eligieron irse a la playa. Casi como decir que el responsable está pintado a la cal.

Un comentario

  1. Basta de alquilar casas a manadas de tipos que hacen fiestas llenas de alcohol, con música electrónica atronando desde las seis de la tarde hasta las once de la mañana del día siguiente. BASTA! Ocupense del famoso»vecino» que es el que paga los impuestos y el sueldo de todos los municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*