Ciudad

No fue magia… fue Tettamanti

Revista-Puerto-Tettamanti-02El sábado aparecieron cientos de afiches pegados en paredones del barrio Puerto y en sectores de la jurisdicción del Consorcio Portuario, como la Escollera Norte. “No fue magia… fue Tettamanti”, señala el texto, acompañado de una embarcación semihundida y otra escorada.

“Una es la Draga 31C que está dada vuelta campana, abandonada en el puerto de Bahía Blanca y la otra es la Draga 260, que se hundió en Isla Demarchi”, cuenta Roberto Milio, secretario General del Sindicato que agrupa al personal de dragado y balizamiento.

Los trabajadores eligieron el humor para refutar el slogan del gobierno nacional que contabiliza los logros de gestión. “Acá no hubo magia sino puro relato. Somos un país con más de 4 mil kilómetros de costa marítima, que al no tener puertos naturales debemos quitar los sedimentos con frecuencia. Deberíamos ser potencia en materia de dragado pero estamos postrados por un funcionario que destruyó todo lo que estuvo a su alcance”, subrayó el Delegado de la Seccional Río de la Plata.

Leer: De y por Mar del Plata, en la década que los parió

En Mar del Plata hay registros del abandono que ha ejercido Tettamanti con la draga 259 C Mendoza. La embarcación llegó en abril de 2009 para encarar un plan de dragado de la boca de acceso del puerto. Luego de sumar fracaso tras fracaso y dilapidar más de 40 millones de pesos, la tarea terminó en poder de la UTE conformada por Román y los equipos chinos con un presupuesto de 108 millones de pesos.

En la actualidad la Mendoza está amarrada en la Base Naval con los certificados vencidos, con daños importantes en la estructura del casco y los equipos de dragado rotos y desmantelados. Se mantiene una dotación de guardia para evitar más daños.

“Deberíamos poder competir con los extranjeros para hacer tareas de dragado pero a los barcos hay que arreglarlos con plata, no se arreglan con palabras. Y desde Corrientes hasta Bahía Blanca hay 10 equipos de servicios operativos pesados abandonados e inactivos”, dijo Milio.

Además de la Mendoza, en ese grupo está la 261 Córdoba, la 402, la 403, la 32E, la 37C, 35C y 36C. “A todo esto hay que sumarle los equipos auxiliares como ganguiles, remolcadores, lanchas hidrográficas, todo abandonado e inactivo”, remarcó el dirigente sindical.

Así como acá hubo pegatina masiva del afiche de “No fue magia… fue Tettamanti”, en otros puertos fluviales del Paraná el Sindicato distribuyó otro que reseña la batalla naval de la que el empresario-funcionario es protagonista. Y enumeraron  sus “víctimas”, entre hundidas y averiadas.

Los trabajadores de dragado recordaron que desde que asumió Tettamanti se abandonó el convenio del “Operativo Barranqueras”. Como consecuencia de esta medida se amarraron todos los equipos del Distrito Paraná Superior. En el 2013 lo acusaron de “bloquear” todas las iniciativas de dragado por administración en los canales de acceso al puerto metropolitano.

“Esto tuvo como resultado que se licitara a empresas chinas. Del mismo origen fueron los equipos que dragaron en Mar del Plata por los desmanejos de la Dirección de Vías Navegables que hicieron fracasar la tarea de la draga Mendoza”, aseveró Milio.

Roberto Garrone

Revista Puerto

Los comentarios están cerrados.