Destacado, Política

De y por Mar del Plata, en la década que los parió

Todos enriquecidos en la función pública, no tienen trayectoria política sino prontuario. Oriundos, residentes ocasionales, por motivos de estudio o empresariales. A Amado Boudou, Ricardo Echegaray,  Hugo Moyano, Horacio Tettamanti y Carlos Cheppi, se los acostumbra a definir como marplatenses, pero hoy viven en Puerto Madero y Nordelta. Todos compinches, secuaces y cómplices de Pulti, Artime y Cía.

Esta verdadera legión de funcionarios públicos formó parte de la “Década Ganada”, y arrastran el sello de ser protagonistas de la gestión K. El vicepresidente de la Nación Amado Boudou ha sido calificado de una mala decisión de la señora presidenta, en generosos términos de definición, cuando en realidad todos, propios y extraños,  quieren verlo defenestrado del gobierno. Hasta se ha convertido en el mejor argumento de campaña de la oposición. Difícilmente logre escapar a la justicia, lo terminarán entregando, cuando llegue el momento de los pactos de impunidad, de los cuales también forma parte la “independencia” del Poder Judicial. Pulti y Ciano lo distinguieron en nombre de todos los vecinos de la ciudad.

Untitled-1
Tipo fotos carnet, cómo las sabe difundir la justicia cuando busca una persona. Han dejado su huella en la «década ganada». El aporte de Mar del Plata y el sostén desde el riñón de la intendencia de Pulti, como festejante.

Ricardo Echegaray, el especialista de Derecho Tributario, gestor y socio de Néstor Kirchner, dejó sus huellas en su paso por la administración del ex presidente en Santa Cruz, por la Administración General de Aduanas, y ahora como Todopoderoso de la Administración Federal de Ingresos Brutos, organismo de apriete para quienes se retoben a los mandamientos kirchneristas. “Uno a un hijo debe darle todo lo que pueda” dijo Echegaray, cuando le regalo un Audi de U$S 150.000. A Ricardo sus compañeros de abogacía, no lo olvidan como ferviente militante de las expresiones de derecha más reaccionarias, en su época de militante político estudiantil. Como si fuera poco está a comisión (porcentaje)  en su cargo.

Hugo Moyano hasta las elecciones de octubre de 2011, llamaba a votar a la Señora Presidenta, puso el movimiento obrero al servicio del 54 %, sólo un mes más tarde de su reelección, en un lluvioso mediodía en la Cancha de Huracán en Parque de Los Patricios, dijo que CFK estaba de los pelos. Terrible apretador, en otro estadio el Monumental de Núñez, CFK ya se le había parado de manos, y le dijo públicamente quien sucedería a Néstor.  Ese hubiera sido un detalle, pero había otro, los miles de millones de pesos de deuda a las obras sociales, entre ella la de camioneros, y los negocios que el Hugo había montado en nombre del derecho de los trabajadores. Junto a Boudou, Moyano tiene la imagen negativa más alta del país.

Horacio Tettamanti, el ingeniero naval propietario de SPI (Servicios Portuarios Integrales) con espejos de agua donde monta sus diques secos y trabaja para el Estado, con sociedades montadas ficticiamente para poder operar desde ambos lados del mostrador. No tiene problemas con el canon como Contessi. Fue el rey de los contratos basura y la precariedad laboral en su astillero, que Tomada, Cuartango y Rial dicen combatir. Tettamanti se postuló a la intendencia, pero sólo alcanzó a medrar como secretario de la Producción. Ahora Randazzo lo puso como director de Vías Navegables, el zorro dentro del gallinero, ahora  desaparecido de la información pública, porque parece que le tomaron la patente.

El ingeniero Carlos Cheppi, ahora en Venezuela aplaudiendo a Maduro, tiene menos problemas que con Pepe Mujica. Total en el Caribe la pasan bomba con el Bolívar el valor del dólar, la gente que no tiene para comer y cambiando barriles de petróleo por rollos de papel higiénico. Está haciendo cursos para importar el modelo en nombre de De Vido y José López. Últimamente se supo que tiene dotes de juez de boxeo y como tal ordenó el break entre Sergio Massa y Guillermo Moreno, cuando se estaban cagando a trompadas por la 125. Cómo será Cheppi que Artime lo trata de ñoqui. También el embajador abandonó a Lanata cuando fue secuestrado por las milicias chavistas y anduvo queriendo aplicar justicia por mano propia en el matutino local que es subsidiado por el Grupo Olmos con publicidad oficial.

El 27 hay que votar sin olvidar.

Un comentario

  1. APLAUSOS-TREMENDA NOTA .FALTAN LAS FOTOS DE LA BANDA MARPLATENSE QUE GOBIERNA LA CIUDAD