Ciudad

Más sombras sobre el obelisco de 40 millones de dólares; plantean caso de corrupción

La excepción otorgada bajo un manto de sospechas por el HCD  a la firma Illariy Emprendimientos, para levantar una torre de 22 pisos en el predio ubicado en Alem 2499, lindero al chalet Ave María que fuera propiedad de músico Mariano Mores, volvió a ocupar un lugar polémico en la agenda política lugareña.

No sólo dio un fuerte espaldarazo a la especulación inmobiliaria sino también ha extremado el estado de alerta de la Asociación Civil “Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano” (MDP a+u), que ha solicitado al Concejo Deliberante la suspensión de la aprobación de nuevas autorizaciones para la construcción de edificios en los  predios donde se emplazan los bienes patrimoniales o linderos a los mismos.

“Hay personajes de la política local que se llenan la boca de la palabra patrimonio y deberían guardar silencio”

Los integrantes de dicha ONG aseguraron que “en el trasfondo de la práctica sistemática de la vía de excepción se mueven inocultables especulaciones financieras por parte de empresas sin antecedentes que adquieren los inmuebles poco tiempo antes de requerir los beneficios, y cuyos capitales e integrantes son de origen desconocidos al operar bajo la forma de “fideicomisos”, modalidad fuertemente sospechada por su vinculación con el lavado de activos no declarados”.

En tal sentido, aseveraron que “la compra de los bienes patrimoniales por grupos fiduciarios constituye una burda maniobra -admitida por quienes la aprueban – por la cual reclaman que se les otorgue los mayores indicadores urbanísticos para protegerlos y así evitar su deterioro por falta de mantenimiento como si no tuvieran recursos económicos para ello”.

No habrá veto para el obelisco de Stella Maris: ganó la fortuna en juego

Señalaron también que “esta maniobra ha quedado en evidencia con la oferta de donación del chalet “Ave María” luego de obtener, por la vía excepcional, la aprobación para la construcción de un edificio en torre sobre su parque contradiciéndose con el espíritu de la Ordenanza y en total contravención con el articulado de la misma”. 

Sentenciando acto seguido: “hay funcionarios que tratan de escudar su posición permisiva a estos despropósitos inmobiliarios,  con la ingenua explicación  de lograr una fuente de trabajo y de inversiones – de origen incierto – para Mar del Plata”.

Obelisco Stella Maris: para Cova es un absoluto disparate y oportunista negocio inmobiliario

Como se recordará en ocasión de la reunión plenaria del 24 de agosto pasado, la polémica excepción fue convalidada tras una reñida votación que dividió al bloque oficialista Cambiemos.

Votaron por la afirmativa los concejales Juan  Aicega (PRO), Guillermo  Arroyo, Patricia Leniz y Guillermo Sáenz Saralegui, Federico Santalla y Patricia Serventich (Agrupación Atlántica), por el Frente Renovador Cristian Azcona,  Alejandro  Carrancio y Lucas Fiorini, por la UCR  Cristina Coria, Nicolás Maiorano y Gonzalo Quevedo, por Acción Marplatense, Marcelo Fernández,  Claudia Rodríguez y  Héctor Rosso, totalizando 15 votos.

Obelisco: se cumplen todos los puntos menos la altura; es la crema del negocio

En tanto que  7 ediles se pronunciaron por la negativa: Eduardo Abud y Mario Rodríguez (UCR), José Cano (Agrupación Atlántica), Marcos Gutiérrez, Daniel Rodríguez y Marina Santoro (Frente Para la Victoria),  y Balut Tarifa Arenas, se abstuvieron los concejales Santiago Bonifatti y Alejandro  Ferro de Acción Marplatense

Además de la suspensión de la vía excepcional, MDP a+u  propuso que en el articulado del Código de Preservación Patrimonial quede expresamente establecido que “no podrán admitirse indicadores urbanísticos  especiales  en relación con un bien declarado de  “interés patrimonial”, en inmuebles linderos o anexados”.  Agregando que “no podrán aplicarse compensaciones en parcelas anexadas o linderas al bien patrimonial en cuestión”.

Roberto Latino Rodríguez

 

Los comentarios están cerrados.