Política

Hoteleros y gastronómicos elevan el tono de su demanda ante el intendente Montenegro

blank

Que vengan River y Las Leonas ni decir que vamos a tener una gran temporada dentro de 8 meses o que esperamos a los turistas en setiembre, a esta altura son consideradas como maniobras de distracción para la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica.

 Asimismo, la sonora advertencia para que los turistas desistan de acceder a Mar del Plata, en fines de semana largo, fue como vallar la entrada de un flujo que siempre representa recursos, los cuales han llegado ahora a su fase terminal. Así lo expresaron en su comunicado de declaración en emergencia a la actividad y bajo la calificación de desastre turístico, ya elevado por la AEHG al Departamento Ejecutivo y al Concejo Deliberante.

El choque del COVID – 19 y la economía real,  cobró una dramático episodio con la reunión que mantuvieron los directivos de la asociación empresaria con el intendente Guillermo Montenegro, durante el cual quedó de manifiesto que los márgenes son prácticamente inexistentes y las razones en la proyección y en esta tendencia resultan lapidarias, para un sector que directa e indirectamente,  abriga a prácticamente 50.000 familias en la ciudad.

Se planteó al Sr. Intendente, la necesidad de que el HCD ratifique la adhesión y se pueda hacer llegar la solicitud a la provincia, esperando una respuesta favorable en relación a prórroga o exenciones en impuestos provinciales”, dicen en el comunicado.

Y expresan además: La realidad es dramática, además de no facturar, la hotelería se caracteriza por sus altos costos fijos aun cerrados, gran cantidad de personal, devoluciones de señas o totales por cancelaciones al decretarse el aislamiento, que hoy ya suma casi tres meses”.

Y aceleraron en el final en el tren de las sugerencias que apuntan a la conducción del EMTUR, a cargo de Federico Scremin: “Definitivamente el sector necesita paliativos fiscales para llegar a la reapertura y posteriormente a la temporada. La paralización de las actividades y los altos gastos fijos agravados por la necesidad de sostener estructuras edilicias de envergadura configuran una verdadera situación de emergencia.

Agregando que: “La reunión incluyó el análisis de las propuestas y el planteo de ser creativos para promocionar a una Mar del Plata que debe seguir presente en el interés y deseo de sus visitantes.

El comunicado que llegó a nuestra redacción indica lo siguiente:

“En su carácter de entidad representativa del sector, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata mantiene constantes y fluidas reuniones con autoridades municipales. Ayer el Intendente Guillermo Montenegro con la presencia de Christian Lence, el presidente y vicepresidente del EMTUR Federico  Scremin y Bernardo Martín, recibió al vicepresidente de la AEHG Jesús Osorno y al Vicepresidente 2° Eduardo Palena, acompañados de socios referentes del sector, Claudia Álvarez Argüelles, Belén Moncho, Miguel Rodríguez Giuseppe De Angelis y la Lic. Silvia Cerchiara, Gerente de Asociación.

Publicada  ad referéndum del Concejo Deliberante la adhesión del Municipio a la Ley Provincial 14.209 define al turismo como “proceso socioeconómico y estratégico para el desarrollo del turismo de la provincia de Buenos Aires” y permite la declaración de situación de emergencia o desastre turístico. Este pedido es iniciativa del sector hotelero, que por las restricciones en el ingreso a la ciudad o la salida de otras localidades, será imposible volver a trabajar hasta la flexibilización del aislamiento.

Se planteó al Sr. Intendente, la necesidad de que el HCD ratifique la adhesión y se pueda hacer llegar la solicitud a la provincia, esperando una respuesta favorable en relación a prórroga o exenciones en impuestos provinciales.

La realidad es dramática, además de no facturar, la hotelería se caracteriza por sus altos costos fijos aun cerrados, gran cantidad de personal, devoluciones de señas o totales por cancelaciones al decretarse el aislamiento, que hoy ya suma casi tres meses.

Definitivamente el sector necesita paliativos fiscales para llegar a la reapertura y posteriormente a la temporada. La paralización de las actividades y los altos gastos fijos agravados por la necesidad de sostener estructuras edilicias de envergadura configuran una verdadera situación de emergencia.

La reunión incluyó el análisis de las propuestas y el planteo de ser creativos para promocionar a una Mar del Plata que debe seguir presente en el interés y deseo de sus visitantes”.

Nota vinculada: 

Gastronómicos y hoteleros piden declarar desastre económico turístico

Los comentarios están cerrados.