Política

Gastronómicos y hoteleros piden declarar desastre económico turístico

 

La AEHG elevó un pedido para que desde el Departamento Ejecutivo de la municipalidad de General Pueyrredon y el Concejo Deliberante declare el estado de desastre económico turístico a esas actividades que están enroladas en 1.300 empresas de distinta envergadura, que han llegado al límite de su capacidad de funcionamiento en las actuales condiciones.

No sólo ya exponen una situación crítica sino que entran de lleno en el tratamiento de una fase terminal por el total agotamiento de los recursos.

Llama la atención que este pronunciamiento llegue a escasas horas del ensayo de un protocolo de la actividad que sonó a tardío en el actual contexto.

 

La hotelería y la gastronomía representan un pilar excluyente de la economía de la ciudad ya siempre castigada por altos índices de desocupación y pobreza.

En el comunicado se señala textualmente lo siguiente:

En su carácter de entidad representativa del sector, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata está solicitando al Municipio la adhesión a la Ley Provincial 14.209 a efectos de declarar el Desastre Económico Turístico del Partido de General Pueyrredón.

La presentación incluye el pedido de adhesión y una propuesta de ordenanza que está llegando al Sr. Intendente, a los bloques del Concejo Deliberante y al Sr. Gobernador.

La nota manifiesta que el sector representado se encuentra hoy en estado de emergencia, virtualmente paralizado desde hace más de 70 días y sin posibilidades de una reapertura en el futuro inmediato. Siendo empresas, pymes y familiares en más de un 90%, que enfrentan una realidad acuciante: han detenido su actividad, llevando sus niveles de facturación a cero o una ínfima cifra de su caja habitual, han perdido los fines de semana largos más importantes del año lo que representa un fuerte impacto a nivel económico y deberán efectuar una fuerte inversión a fin de adaptarse a la nueva realidad que se avecina.

El empresariado ha sido muy respetuoso de las disposiciones que se establecieron para proteger a la población del Covid 19. Han acatado las restricciones impuestas por la normativa, han mantenido sus planteles de personal abonándoseles las sumas convenidas lo que demandó un esfuerzo sin precedentes, se han reinventado, han maximizado las precauciones ante las recomendaciones sanitarias para ofrecer algunos servicios como el delivery y take away en el caso de la gastronomía, algunos hoteles se han readaptado para recibir trabajadores y profesionales que llegan a Mar del Plata cuando ello fue permitido. En ambos casos a pérdida dada la estructura de costos fijos de estas empresas.

Solo el sector hotelero gastronómico de la ciudad suma más de 1800 establecimientos gastronómicos de distintas modalidades y más de 500 hoteles de todas las categorías, que se caracterizan por altos costos fijos, es un sector de mano de obra intensiva, generadora de empleo como ninguna otra actividad en el mundo.

Vemos con honda preocupación la imposibilidad de las empresas de sobrevivir a estas restricciones aún frente a las aperturas graduales, donde la disminución en el volumen de ventas derivada de las limitaciones en materia de afluencia de público (ya sea por la necesidad de reducir la capacidad de los salones o por la crisis económica que afronta la sociedad) termine profundizando los cierres definitivos.

Una Mar del Plata que genera trabajo en la hotelería y gastronomía a 30.000 familias necesita de la provincia y la municipalidad, para que en que esta oportunidad se dé respuesta a reclamos de larga data pero que hoy resultan imprescindibles para evitar el derrumbe de la actividad y con ello, que nuestra ciudad siga siendo el icono del turismo nacional.

Queremos destacar que, a pesar de los meses de cierre, el sector debió enfrentar sus compromisos. Lamentablemente, ha agotado sus posibilidades de financiación, lo que se encuentra agravado con la imposibilidad de proyectar su reapertura lo que sabemos no ocurrirá en un futuro cercano.

La institución gestionó con el sector público y proveedores la reducción del costo de diversos servicios cuya utilización ha quedado paralizada debido al cierre de la actividad obteniendo resultados disimiles y tardíos en algunos casos.

No escapa a las autoridades la gravedad de la problemática expuesta y la necesidad de aunar esfuerzos desde todos los sectores involucrados para morigerar el impacto de esta inédita situación. El proyecto incluye a los hoteleros, gastronómicos y también a otros actores del turismo local.

4 Comentarios

  1. El desastre económico lo tienen todos, los empleados del sector Hotelero que no cobran lo que se acordó con el Sindicato y con la Asoc, Hotelera. Ojo que declaran la emergencia económica para tener una escusa legal para no pagar.
    Otro mes que los hoteleros de la ciudad, no cumplen con los pagos del 75% del sueldo.

  2. Tienen que dejarlos trabajar es un disparate lo que está haciendo con la economía de la ciudad

  3. Yo vivo en España en mi ciudad se murieron 5000 personas y está todo abierto

  4. Dejen trabajar a la gente …abusadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*