Policiales

Comenzó el juicio contra el joven que alcoholizado y sin registro, mató al comerciante Goyoaga

aqsw4Comenzó este miércoles el juicio contra el joven Arturo Batista, acusado de “homicidio simple con dolo eventual” y alternativamente “homicidio culposo agravado” según la acusación planteada por el representante del Ministerio Público Fiscal Pablo Cistoldi, por el fatídico siniestro vial transcurrido en la madrugada del pasado 23 de mayo de 2015, en la intersección de Las Heras y Matheu, donde perdió la vida el comerciante Rodolfo Goyoaga.

Cabe destacar que el rodado conducido por el imputado de 18 años, embistió violentamente el rodado de la víctima de 62, que falleció minutos después impacto. Según las pericias, Batista se dirigía a 105 km/h, mientras que una intensa lluvia se desplegaba sobre la ciudad. Además no poseía registro para conducir y se encontraba alcoholizado: 1,32 de alcohol en sangre.

Falleció sexagenario luego de un violento accidente en Las Heras y Matheu

Asimismo, el Tribunal Criminar 4 de nuestra ciudad a cargo de los Dres. Fissore, De Leonardis y Peralta, escuchó el debate en el que se juzgará el accionar de Batista y en los próximos días brindará su veredicto.

Por su parte, el particular damnificado, representado por el Dr. Maximiliano Orsini, baso la línea acusatoria bajo la figura del “homicidio simple con dolo eventual” entendiendo el letrado que Batista, “asintió las consecuencias de sus actos demostrando un pleno desprecio incluso por las consecuencias que su accionar podía generar, en este caso la muerte casi instantánea de Goyoaga”.

Manejaba alcoholizado y sin registro, el joven que chocó y mató a una persona esta madrugada

Asimismo, el letrado aclaró que “el presente caso es una consecuencia de la doctrina sentada en el fallo Nicuez, donde el Tribunal Criminal 2 impuso al Sr. Belasco por la muerte de Eliana Nicuez y sus dos hijos menores, la pena de ocho años de prisión”.

En tal sentido, Orsini destacó que “no todo accidente resulta ser inevitable y que no todas las conductas de los responsables al volante resultan ser culpables, es decir sin intención. La política criminal debe direccionarse a brindar justicia a los casos de las víctimas asesinadas vilmente, en circunstancias netamente dolosas y cuando el agente causante de esos daños comprende las consecuencias lesivas y fatales que puede provocar a la sociedad en su conjunto”.

 

 

Los comentarios están cerrados.