Ciudad, Destacado, Política

Se inauguró un edificio y no un museo: vergonzoso

Habrá sólo empleados de seguridad y policías. Ávidos de anuncios, cortes de cintas, promesas de licitaciones, comunicados informando que se comenzó a trabajar en un pliego de licitación, para determinada obra o servicio, así desfilan vacíos los candidatos del oficialismo, que ya han convertido directamente pseudos actos de gobierno en actividades de campaña proselitista, sin disimular siquiera ningún tipo de eufemismos, de manera descarada y desvergonzada.

Sonrientes el gobernador Scioli, su esposa Karina, y sus aplaudidores municipales de costumbre. Un edificio que saldrá una fortuna custodiarlos de vándalos y posibles tomadores de espacios públicos, fue "habilitado" pero no como museo. No se puede pedirle prioridad a Scioli, porque sólo le cabe el despilfarro de los públicos, sus movimientos mediáticos y los recitales de costos millonarios de sus artistas amigos.
Sonrientes el gobernador Scioli, su esposa Karina, y sus aplaudidores municipales de costumbre. Un edificio que saldrá una fortuna custodiarlos de vándalos y posibles tomadores de espacios públicos, fue “habilitado” pero no como museo. No se puede pedirle prioridad a Scioli, porque sólo le cabe el despilfarro de los públicos, sus movimientos mediáticos y los recitales de costos millonarios de sus artistas amigos.

El museo contiguo a la Canchita de los Bomberos , denominado de arte moderno no fue ni es una obra prioritaria dentro de las inversiones  primarias de las obligaciones no cumplidas de la Provincia con los marplatenses, por ejemplo en educación, salud y seguridad. Lo que se inauguró es una cascara vacía, pura mampostería, muy  posiblemente para juntar mugre, hedor y objetivos de ocupantes que no hallan soluciones habitacionales como los habitantes de Villa Evita, que piden chapas, maderas etc. Saldrá un dineral en seguridad y custodia del lugar para evitar vandalismo o directamente la toma del lugar

Este es el ADN del gasto del gobierno de Scioli, y hasta se sospecha de un gran negocio de la construcción con fondos asignados desde la Provincia, y que tuvieron como armador a José “Pepe” Scioli, cuando el negocio era pertenecer a la administración pública, antes de tirarse a los brazos de Francisco (que no es el Papa).

Es la misma técnica de inaugurar hospitales sin camas, comisarías sin patrulleros y escuelas sin mobiliarios, es parte del modelo que ha sido rechazado por el 75 % de la población, y capitalizado por “Massita” quien fue el primero en dar el salto, cuando el agua amenaza dejar el  barco al garete.

En su edición de hoy el matutino Clarín deja expuesta la enorme contradicción en una nota cuyo irónica título es: “Mar del Plata inaugura un enorme museo de arte que es puro futuro”

Y dice que “Por ahora, no tiene director ni patrimonio ni personal. Pero este verano habrá allí una muestra sobre el pop”. Pero suenan más desopilantes aún las declaraciones de los funcionarios, tratando de ex0plicar lo inexplicable. Todo sea por subir unos puntos magros en la escala electoral que está a diez días en el almanaque.

Dice la nota textualmente. “Un imponente museo como para exponer obras monumentales del británico Anish Kapoor, de la francesa Louise Bourgeois o del estadounidense Richard Serra acaba de construirse en Mar del Plata. Pero la primera muestra del Museo de Arte Contemporáneo Buenos Aires (MAR), que se inaugurará a fines de diciembre o principios de enero –aun antes de tener director– será Homenaje al pop argentino.

Lo anunció Jorge Telerman, presidente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, al presentar la colosal obra terminada: cuatro gigantescos cubos de hormigón frente al mar que cambiaron el paisaje en la zona de la playa La Perla y que será sin duda un nuevo icono de la ciudad.

Por ahora, el MAR no tiene director ni personal. El especialista en museología y patrimonio Américo Castilla está preparando las bases para el llamado a concurso del director y su equipo, que probablemente se hará cargo en el primer semestre de 2014. Mientras tanto, el Instituto Cultural bonaerense estará a cargo del museo, que cuenta con tres enormes salas de exposición –de 20 x 20 metros y 30 x 20 metros y nueve metros de altura, como no hay otras en la Argentina– un gran cine/auditorio y un espacio para depósito de obras, aunque no tiene patrimonio artístico ni lo tendrá en el futuro inmediato. “Se está formando un comité de selección para eventuales donaciones –dijo Telerman al respecto–, dentro de diez o veinte años tendrá seguramente un gran patrimonio”. En cuanto a su presupuesto, se prevé que será de entre 25 y 30 millones de pesos anuales.

El MAR, cuya construcción fue una iniciativa del gobernador Daniel Scioli hace dos años y medio, por el momento es puro futuro. La apuesta arquitectónica del estudio Monoblock –que ganó el concurso en el que se recibieron 200 propuestas– fue lograr una presencia fuerte del museo en el paisaje, que se convierta en un faro de la zona norte de la ciudad, que se quiere revitalizar.

Si bien el museo es provincial, el municipio marplatense espera que se transforme en el estandarte de las propuestas culturales de la ciudad. La población estable de Mar del Plata es de 630.000 habitantes, pero la ciudad recibe 8.600.000 visitas anuales. Los artistas que viven y trabajan en Mar del Plata no pasan de 30 o 40 y las galerías para exhibir sus trabajos son dos o tres. Por eso, las expectativas que en un principio despertó entre ellos la llegada de un museo de las dimensiones del MAR y la posibilidad de que incorporara obra de artistas locales a su colección se moderaron rápidamente con el anuncio oficial de que el nuevo museo no tendrá patrimonio.

Desde el punto de vista de la arquitectura, el museo tiene una presencia tan simple como imponente: cuatro grandes cajas grises frente al mar que se distinguen desde lejos. Una obra como para darle jerarquía internacional a la ciudad. El gran desafío del edificio para cualquier artista y cualquier curador será la escala: cómo lograr que lo que se exhiba no resulte insignificante en sus enormes espacios. Sobre todo, teniendo en cuenta que los artistas argentinos no suelen hacer obra monumental.

El primero en enfrentar ese desafío será Rodrigo Alonso, curador de Homenaje al pop argentino, la muestra inaugural. “¿Hay tanto pop argentino como para llenar este museo?”, le preguntó Clarín. “Sí –respondió Alonso–, los artistas pop siempre trabajaron en grande, Marta Minujín, Delia Cancela, Edgardo Giménez… Además, van a estar no sólo los artistas pop, sino también los que alguna vez se asomaron al pop, como Antonio Seguí, Josefina Robirosa, Nicolás García Uriburu… Por las dimensiones de las salas, seguramente habrá que trabajar mucho en panelería. Y vamos a convocar también a artistas que acompañaron al pop desde otras áreas, como Nacha Guevara, Antonio Gasalla, Les Luthiers…” Alonso contó que en esta muestra trabajará con un equipo de montaje que llegará desde Buenos Aires, pero que la idea es comenzar a formar gente de Mar del Plata La oferta de la primera muestra del MAR será imposible de rechazar para los veraneantes apenas el clima se les presente adverso para la playa.

Homenaje al pop argentino tendrá entrada gratuita, abrirá a fines de diciembre y permanecerá abierta hasta Semana Santa. ¿Después? Ese es otro tema.

Notas relacionadas:

Complicidad entre Scioli y Pulti por el turismo; las cifras como el INDEK

El engaño no se toma vacaciones: Pulti a full

A pesar de las mentiras de Scioli y Pulti, será una temporada en familia

Pulti está de remate y pone en liquidación la MGP; falta un jubileo

La cara y la gestión política bastarda que pagamos todos

Cano: “es el peor quinquenio económico desde 1983”; propone Presupuesto Base Cero

 

Un comentario

  1. Juan Manuel: en primer lugar, concuerdo con la mayoría de las cosas que pusiste en tu artículo y tuve la desgracia de asistir a la inauguración de esa caja de cemento, ver con mis propios ojos esa porquería de cemento y escuchar esos discursos tremendos.
    Sin embargo, te escribo para hacerte una corrección. En esta ciudad no hay 30 o 40 artistas. Hay muchos más… a ese número hasta le agregaría un cero. La desgracia es que, como el municipio no apoya en lo más mínimo el arte local, pasan desapercibidos. Pero te puedo asegurar que hay mucho más arte de lo que uno cree. Eso sí, ¡esperemos que nos dejen pisar ese museo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*