Política

Yo si me movilizo el 18F

IMG_9950_chicaDefensores ejemplares de los Derechos Humanos, militantes reconocidos en favor de los derechos sociales y compañeros del campo nacional y popular, resuelven no asistir a la marcha del 18F. Mis  mayores respetos por todos ellos. Deben sentir justas razones para no asistir.

Yo en cambio, tomo otra resolución: siento que debo ir a la marcha del silencio y allí estaré.

Voy con el bajo perfil con el que fui a muchísimas marchas a lo largo de más de 40 años de militancia. Son tantas que rememorarlas sería imposible, pero siempre del mismo lado: en favor de la democracia, por los derechos del pueblo trabajador, por los intereses permanentes de la Nación, por los Derechos Humanos, contra el golpismo en Argentina y América Latina, etc.

Este 18F marcho por la memoria del fiscal, sobre el cual no tengo opinión personal y no es importante que la tenga; es suficiente saber que hizo una denuncia grave contra las más altas autoridades de la Nación y que apareció muerto con un disparo en la cabeza el día que tenía que concurrir al Congreso. Por su memoria y el bien de todos pido: verdad y justicia.

Voy porque también van sus pequeñas hijas. Señalo, que además de las descarnadas consideraciones políticas, intoxicadas siempre con las ambiciones de poder, hay seres humanos que sufren y su dolor nos duele.

Voy por una Comisión Investigadora Independiente, altamente calificada desde lo moral y profesional. Para que  se termine la impunidad y el encubrimiento, sobre lo que ocurrió en la Embajada en 1992 y en la AMIA en 1994. Porque se desclasifiquen y se saquen a la luz pública todos los archivos escondidos en las catacumbas pestilentes de los represores nativos. Para que dejemos de financiar sistemas corruptos de inteligencia interior, herederos putrefactos de la doctrina de seguridad nacional. Para poner fin a la ley antiterrorista, al proyecto X y dar de baja al General César Milani; militar denunciado por delitos de lesa humanidad durante la dictadura genocida y que dirige la inteligencia nacional bajo el manto de impunidad dispuesto por el actual gobierno.

Voy porque quiero estar orgulloso de ser argentino. Y para eso reclamo ética, democracia, participación, libertad y un piso de dignidad para el 100% de mis  compatriotas.

Voy porque escucho que el gobierno descalifica la marcha arguyendo que hay fiscales que convocan y no califican, sin entender que la marcha será lo que el pueblo en la calle decida y no lo que digan los fiscales. El todo siempre es más que las partes. Dice que la marcha es en silencio porque “no tienen nada para decir”. Gran equívoco, en ocasiones es mucho más lo que se puede decir callando, que haciendo discursos inconsistentes. Argumenta que es golpista, porque para el gobierno todo lo que se exprese por  fuera de su voluntad es golpista y destituyente; pero ya no engañan a nadie.

Por otro lado participaría con toda energía en una marcha a favor de la continuidad constitucional del actual gobierno, si viera que fuerzas oscuras pretenden su derribo y no su cambio en el marco de la democracia y la participación popular en elecciones libres.

Voy porque quiero que vivamos sin violencia y sin miedos, que tanto afectan al bienestar y la libertad de las personas.

En fin, voy porque todavía me quedan fuerzas para luchar y punto. El resto de las conclusiones las sacaré el 19F, conforme a lo que realmente haya sucedido en esta histórica marcha del silencio.
Mario Mazzitelli

Secretario Gral. Nacional del Partido Socialista Auténtico (Argentino)

Los comentarios están cerrados.