Política

Vuelven los paros salvajes: La Bancaria va por la valija del Provincia

Todavía se desconoce cómo se recibió el Banco de la Provincia en el 2015, tras el gobierno de Daniel Scioli. Si se denunció una Provincia quebrada, también hubo un Banco de la Provincia quebrado, Scioli se fue alegremente, sin que los bonaerenses conozcan qué pasó con los recursos del Banco y cómo fueron utilizados. Hubo un silencio total de la política, ahora aparecen los muertos.

 Son irrefutables los fundamentos, para eliminar un déficit de miles de millones de pesos, que provocó el gobierno de Daniel Scioli, bajo la presidencia de Gustavo Marangoni,  en el Banco de la Provincia de Buenos Aires, con la obvia aquiescencia de la Asociación Bancaria.


 

blank


La Bancaria fue socia del kirchnerismo y a través del banco de todos los bonaerenses, fue financiada la campaña presidencial de Daniel Scioli, además del uso indebido de los fondos y recursos de la Fundación Banco Provincia, que condujo Karina Rabollini, quien se borró el 23 de octubre de 2015, nunca más se supo y tampoco rindió cuentas ante la justicia. Tampoco se sabe cómo quedó la cartera de deudores del Banco de la Provincia, después de la salida de Gustavo Marangoni. ¡¡¡Un insólito politólogo que fue presidente de un Banco!!! Quien intentó además quedarse en el cargo, una vez que asumió el nuevo gobierno. Un socio de La Bancaria.

A la hora de atacar la desmesura y la desigualdad, obtenida a través de espurios acuerdos políticos y negociaciones con todos los gobiernos del PJ, durante 30 años en la provincia de Buenos Aires, los sindicalistas que respondieron a uno de sus míticos caudillos como José Zanola, procesado por la mafia de los medicamentos, han decretado un paro de 48 horas para el próximo lunes y martes.

La clásica del sindicalismo, cuando los gobiernos no responden al P.J., es una operación de pinzas para abortar las inevitables transformaciones necesarias, y evitar caer en las convulsiones de un país sin moneda, como dejó el kirchnerismo, a la medida de la Venezuela de Nicolás Maduro. Con estas mismas medidas de extorsión, que se instrumentan con paros salvajes, no tienen como objetivo hacer un aporte ni a sus afiliados activos y jubilados y pensionados de su caja.

Como trabajadores bancarios (que en realidad tampoco lo son), conocen muy bien el perjuicio que le causan a millones de bonaerenses, con una medida de fuerza de estas características con  cuyas consecuencias habrá que convivir por el resto del año, lunes 25, Navidad, y lunes 1° de enero, Año Nuevo. Son paros políticos que perjudican a la gente.

El predominio de sus mezquinos intereses sectoriales sobre el resto de la sociedad, agregarán las típicas tensiones de fin de año, una contribución a las aspiraciones desestabilizantes, que ya han comenzado a manifestarse luego del amplio respaldo electoral que recibió CAMBIEMOS a lo largo y a lo ancho del país. Ahora miden sus fuerzas de acuerdo al daño que causan,  dentro de la interna de la oposición.

 ¿Cómo lo hacen? Perjudicando más a los jubilados, a los clientes, a quienes cobran planes AUH y otros planes sociales. Tomando como rehenes a todos los argentinos que son damnificados con huelgas de esta naturaleza. Generando un clima de tensión y de violencia, propio de su naturaleza de presiones y extorsiones, un ámbito que se generaliza con los funcionales activistas enrolados con la metodología siempre emparentados en el enfrentamiento que producen destrozos y más violencia. Ese caos que luego de lee como costos políticos, pero hay que saber que estos son los orígenes.

Qué gran aporte haría a los argentinos que La Bancaria (con sus datos que lo tiene) exigiera a las autoridades actuales, una auditoria integral sobre la gestión de toda la familia Scioli dentro del Banco de la Provincia de Buenos Aires. Nicolás Scioli, Pepe Scioi, Lorena Scioli, Karina Rabollini, cuál ha sido endeudamiento del Banco y los préstamos a empresas ficticias e insolventes, que estamos pagando todos los argentinos.

La Bancaria, es un Cienfuegos,  hace varios tiros con una sola bala, una demostración de fuerza, un paro contra Macri, una medida de fuerza  para la interna gremial (donde se mezcla con Camioneros) no pierde terreno ante otras centrales obreras, se justifica con los empleados bancarios estatales (ya que prácticamente es nula su inserción en la banca privada), es la lógica pura de quienes han elegido ser anacrónicos desde su actividad. Se sospecha que hay vasos vinculantes entre La Bancaria y Leopoldo Moreau,  hoy vocero de CFK.

Si pudiéramos acceder  (sólo a través de un trabajo de investigación) a una lista de quienes han accedido a jubilaciones de privilegio, podríamos comprobar que las mismas son directamente proporcionales  a la capacidad de extorsión de la corporación sindical, identificada en su mayoría con el P.J. Las pagan los argentinos con inflación, con baja productividad y falta de competencia con el resto del mundo.

Es comprensible, hasta obvio (lamentablemente) que la Asociación Bancaria, abrace el modelo que la tuvo entre sus protegidas, con alguna patoteada por si hiciera falta, siempre arregló con el poder político, que dio lugar a las distintas versiones de la mundialmente novedosa casta de enriquecidos sindicalistas empresarios argentinos, por ejemplo a través de sus obras sociales u otras explotaciones afines.

Siempre tuvieron a tiro, por ejemplo una banca legislativa, muy bien remunerada por cierto, en Concejos Deliberantes (Acción Marplatense), o como legisladores nacionales y provinciales, reservándose el derecho, asimismo, de consolidar la seguridad familiar en el ingreso laboral prioritario, sin concurso que excluye al resto de los interesados. Daniel Rodríguez, luego de entregar el gremio casinero al menemismo, ha sido kirchnerista, cristinista, duhaldista, felipista y también coqueteó con Massa,  permanece ocupando bancas legislativas merced a un discurso que atrasa un siglo.

A todos estos desvíos, vicios, irregularidades se intentará poner un dique a través de leyes que impulsa el oficialismo, para dotar de racionalidad a un sistema que sólo se mantiene con el trabajo de argentinos. Las elecciones han conferido mandato, a legisladores que acompañan a los proyectos de gobierno de María Eugenia Vidal, que deben ser  respetados desde el funcionamiento de las instituciones de la democracia.

 Este sistema no aguanta, no resiste, se actúa en defensa de nuestros hijos y nuestros nietos, alguien debería percatarse sin hacer percusión de la cláusula gatillo de los paros, que provocan siempre las mismas víctimas fatales, generalmente inocentes.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Un comentario

  1. ellos no son trabajadores, son especiales y no ganan bien,,,preguntale a los muchachos del puerto que les parece…
    cuando se retiran y si les ponen aportes al dia y demas…dejate de joder y empicen a trabajar en 2017,,,la argentina del 45 se fundio xq la robaron….no hay mas…a laburar y no buscar privilejios de otros tiempos que no existen en ningun lado del mundo…rejarte a los 57 años…dejate de faltar el respeto a los que trabajaron de verdad y x la minima….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*