Ciudad

Vuelven a subir hasta 15% el precio de los medicamentos

acn_medicamentosA principios de este mes, la Secretaría de Comercio Interior que por ahora sigue al frente de Augusto Costa, autorizó a los laboratorios cobrarle un poco más a los argentinos para curarse o tratarse de algún dolencia u enfermedad. Lo hizo dando luz verde a un aumento del 3% para todos los remedios y medicamentos que se comercializan en todas las farmacias del país.

Se trató del cuarto incremento en lo que va del año. Y formó parte del acuerdo entre el ente oficial y las empresas farmacéuticas que se viene aplicando desde hace dos años y que permite retoques trimestrales o cuatrimestrales del mismo porcentaje, al punto que los precios de los remedios terminan el año con subas de entre 12% a 15%.

Sin embargo, esta modificación acordada no terminará siendo la última, aunque en esta oportunidad el nuevo aumento no parece tener el aval del funcionario kirchnerista que deberá dejar su puesto luego del 10 de diciembre cuando asuma el gobierno de Mauricio Macri.

Hasta ahora, todos los retoques afectaron tanto a los remedios de venta libre como a los que se deben comprar con receta. Esto no será diferente con la nueva suba que aplicaron los fabricantes de medicamentos la semana pasada, justo dos días antes de la elección presidencial que marcó el fin de ciclo del kirchnerismo en el poder y, se supone, de los controles de precios que se establecieron a casi todos los rubros de la economía y que por estos días parecen haber quedado en el recuerdo, teniendo en cuenta que también se están dando subas en otros rubros (ver recuadro).

Desde el fin de semana pasado, los laboratorios comenzaron a actualizar sus sistemas de venta con las nuevas listas de precios que empezaron a llegar a los mostradores con incrementos de hasta un 15%. No se trata de un cambio lineal sino que cada laboratorio especuló con su propia nueva lista de precios que ya enviaron a los canales de comercialización.

El dato fue confirmado al El Cronista por tres fuentes del sector, quienes explicaron que el disparador del nuevo aumento que no tiene autorización oficial fue la posibilidad cierta de que la nueva administración de Cambiemos aplique una devaluación durante el inicio de su gestión. También, aseguraron, buscan aprovechar la transición que habrá en Comercio Interior creyendo que la salida de Costa impedirá que las nuevas listas sean rebotadas por el funcionario saliente.

“Hay que protegerse de alguna medida que nos genere más prejuicios e incrementos de costos, en especial aquellos atados a monedas extranjeras”, explicó a este medio un alto ejecutivo de uno de los laboratorios extranjeros más importantes con presencia en el país.

Otro empresario agregó que el cambio de gobierno “seguramente hará que se aflojen los controles y no se ponga tanto la lupa en los valores”.

Según las fuentes, hubo laboratorios como Bayer que retocaron sus valores un 15% para productos como el Actrón, y 34% para su jarabe pediátrico. Lo mismo ocurrió con Pfizer, que subió sus precios entre un 3% y un 8%, al igual que Elea; Bagó; Glaxo; Novartis y Bohringuer, entre otros. “Están aprovechando la transición del nuevo gobierno y pasan listas por encima de lo permitido para los medicamentos por Secretaria de Comercio que es de un 3%”, agregaron las fuentes.

En agosto pasado, los laboratorios ya habían encarado un incremento unilateral, sin aval de Costa ya que tenían la promesa del funcionario de dar vía libre a un reajuste para equilibrar en parte la recomposición salarial de 33% que las empresas habían negociado con el gremio de la Sanidad que conduce Héctor Daer. Tras una discusión con Comercio Interior, se terminó autorizando la última suba de 3%, que forma parte de la estrategia oficial de permitir retoques de este porcentaje en forma periódica aunque menor al avance de la inflación.

De hecho, ese 3% estuvo precedido de otras alzas similares en agosto y en julio, y por una del 2% en abril, en todos los casos acumulativas. Previo a eso, los remedios se habían encarecido un 3% en febrero y un 3% en diciembre pasado.

De esta forma, los medicamentos terminarán el año con incrementos acumulados de entre el 20 y el 30%, según el producto y el laboratorio.

La suba de los remedios se suma al fuerte incremento que acaban de aplicar las empresas de medicina prepaga en sus cuotas que se encarecieron 9% desde octubre pasado, por quinta vez en 12 meses.

Según las fuentes podría haber otro retoque en diciembre, si es que no llega una orden oficial, sea de este gobierno o del próximo, que evite que el bolsillo de los argentinos vuelva a resentirse a la hora de curarse en salud.

2 Comentarios