Ciudad, Información General

Voz que crece: ¡¡¡basta de femicidios!!!

¡¡¡ Queremos a Claudia !!! y el aplauso generalizado de una movilización de aproximadamente 10.000 personas, fue el cierre de la marcha que concita cada vez más apoyo.

Mar del Plata es el escenario que se instaló casi a la perfección, para generar un repudio que fue acompañado batiendo palmas también por el público en general, durante el recorrido de la caravana, que se extendió por el tradicional radio céntrico que se utiliza en este tipo de protestas.

 Es de destacar el compromiso con el cual acompañó el público que no participaba de la marcha, pero que manifestó así su solidaridad.

Tras el shock que produjo la muerte de Jordana Belén Rivero, la mujer que el martes último  fue arrojada desde un balcón ubicado en el séptimo piso de Salta 1575  y la desesperada búsqueda de Claudia Repetto que coincide con la desaparición de su ex pareja y sospechoso Ricardo Rodríguez, se convierten en los hechos que conmueven a la ciudad, y la lucha contra los femicidios fue una expresión que se produjo en esta ocasión potenciada  espontánea y simultáneamente.

El crecimiento de esta problemática, que crece de manera exponencial, intenta hacer tomar conciencia de un contexto de violencia salvaje, que tiene como víctimas a las mujeres a las cuales se las somete,  se las ultraja,  se las viola y asesina con actos de crueldad casi desconocidos y sin antecedentes.

Durante la manifestación, tanto la justicia y la policía en general, fueron señaladas como las responsables tanto en la dilación de las investigaciones, el esclarecimiento de los hechos y los fallos considerados laxos en función de las atrocidades que se cometen.

Durante el cierre y previo a la desconcentración, la mamá de Lucía Pérez se dirigió a la concurrencia y apuntó a los jueces Gómez Urso, Viñas y Carnavale, por el fallo que pronunciaron por la muerte de la joven ocurrida en 2016.

Los comentarios están cerrados.