Básquet, Deportes

Volvió una noche: Quilmes derrotó con lo justo a Obras

fgtrfLe costó pero sumó su tercera victoria de la temporada, el “Cervecero” pudo con Obras de local fue 77 a 74 y de esta manera salió de perdedor. Con esta derrota, los capitalinos complican sus chances de ingresar al Súper 4, mientras los marplatenses toman un poco de aire pero igual continúan en el fondo de la tabla.

El partido arrancó algo lento, sin que ninguno de los dos equipos pudiera establecer un dominio claro sobre el otro. Quilmes sumaba de la mano de Baxley, pero Obras respondía con la ofensiva interior de Delía, para tomar una pequeña luz de diferencia (9-7), dentro de un panorama sumamente cerrado.

Tras ese correcto arranque, los de Poch bajaron mucho su nivel. Más allá de que también lo hicieron en ataque, el principal problema fue defensivo: varias distracciones consecutivas, tanto a la hora de defender cerca del aro, como de hacerlo en el perímetro.

En un principio, Quilmes no aprovechó del todo estos errores, pero de a poco sus tiradores fueron calentando la mano. Triples de Baxley, Ruiz y Cequeira, para cerrar el parcial arriba por 20 a 16.

La sucesión de bombas de los marplatenses, se potenció en el segundo cuarto, ante un Obras muy flojo en la marca. Esta vez los encargados de sumar fueron Maciel, Ruiz y Baxley, para darle a su equipo una máxima diferencia de nueve tantos: 31-22.

La visita no encontraba el rumbo atrás y sufría un nuevo tiro de tres, cortesía de Calvi. Además, hubo un destacado ingreso desde el banco de Sansimoni, sumando con una seguidilla de tiros libres para estirar la ventaja a 16 (42-26). Encima, Obras sufrió la salida momentánea de Horner, uno de sus mejores hombres hasta ese momento, debido a un problema muscular.

En el resto del período, poco cambió. Más allá de alguna corrida de Zanzottera, la visita no tuvo reacción en ninguno de los dos costados y se fue al descanso largo abajo por 45 a 31.

Desde el arranque del tercer parcial, se notó que Obras había salido con otra actitud. El equipo reconoció sus errores defensivos y tuvo una intensidad completamente distinta. Quilmes se quedó sin efectividad ni ideas para romper esta presión y falló nueve de sus primeros diez tiros al aro.

En el otro campo, los dirigidos por Poch empezaban a encontrar buenos aportes de sus internos, primero con un volcadón de Horner y luego con un dos y uno de Delía, para ponerse a siete (49 a 42).

Delía siguió marcando diferencias cerca del aro y el equipo sosteniendo lo muy bueno que estaba haciendo defensivamente. La distancia siguió bajando, hasta que finalmente una bomba de Zanzottera dejó el 53 a 50 con el cual Quilmes se metió al último período. De aquella máxima de 16 ya poco quedaba.

El cuarto parcial arrancó con Baxley y Horner intercambiando triples por bando. Obras seguía a tiro, hasta que un par de apariciones en ataque de Cequeira y Baxley llevaron la diferencia a ocho, forzando un time-out de Poch.

De todas maneras, los visitantes estaban lejos de entregarse. Con Delía adentro y Safar y Horner anotando desde el perímetro, la ventaja bajó a tres, aunque Baxley seguía dañando en el otro costado. Un par de posesiones más tarde, Fitipaldo quedó abierto y consiguió su primera conversión de cancha de la noche: un triple grandísimo, para igualar el marcador en 72, con 40 segundos en el reloj.

La respuesta quilmeña vino con una penetración de Baxley pero sería una posesión más tarde donde se daría la jugada del partido. Fitipaldo quedó abierto para lo que parecía la bandeja del empate, pero Gallizzi apareció de la nada y con un sensacional tapón, le devolvió la pelota a su equipo.

Igual, Quilmes iba a sufrir hasta el final. Los de Ramella fallaron varios libres y Horner llegó a tener el triple para forzar la prórroga en sus manos. Pero su lanzamiento falló y Gallizzi, el héroe del final, definió la historia desde la línea. Finalmente fue 77 a 74 para el dueño de casa, que de esta manera consigue una de sus mejores victorias de la campaña y complica a Obras de cara a sus chances para el Súper 4.

Los comentarios están cerrados.