Humor

¡Viva la ley de medios!

Con la Ley de Medios, a Clarín lo partimos al medio. ¡Vamos, todavía! (Dibujo: NOVA)
Con la Ley de Medios, a Clarín lo partimos al medio. ¡Vamos, todavía! (Dibujo: NOVA)

Gloria! ¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!. Celebremos el fallo de la Suprema Corte, que nos permitirá contar con una Ley de Medios Nacional y Popular. ¡Viva la Santa Federación! ¡Mueran los salvajes unitarios! (no sé qué tendrá que ver con el tema en cuestión, pero suena revolucionario).

Por fin se terminan las mentiras de Clarín y su grupo de cagatintas. Ya basta de hacernos creer que en el país abunda la inseguridad de punta a punta. Jamás estuvimos tan tranquilos como ahora. El multimedios monopólico retrata a dos nenes jugando con revólveres de cebitas, y al toque inventa asaltos y muertes por doquier. No tienen perdón de Dios.

Otra falacia, la corrupción. La inmensa fortuna que tiene la presi es merced a su carrera de abogada exitosa. Que nunca haya ejercido es un detalle sin importancia que solo contemplan Magnetto y sus secuaces. Amado Boudou posee varios departamentos en Puerto Madero fruto de una herencia de un abuelo turco, Amad-El-Bolud, quien supo ganar fortunas vendiendo baratijas en la Campaña del Desierto, hace como cien años, o más.

Otra falsedad: argentinos pasando miseria, y aborígenes quom muriéndose de hambre en el Impenetrable chaqueño y en Formosa. Embusteros. Yo mismo he visto con mis propios ojos al cacique Rogelio del barrio toba de La Plata y a todos sus seguidores comiendo salmón ahumado en el Hilton y tomando champagne en Las Cañitas con Leo Fariña, enfiestados con Patora, la hermana del millonario indio Patoruzú, que derrocha patacones por doquier.

Otro forro: el gordo Sanata, fiel referente de la corpo y la opo, además de envidioso y resentido. Nos quiso hacer creer que la inundación de La Plata por falta de infraestructura dejó más de cien muertos, y el pobre bobo no se percató de que estaban filmando un video de Juan Ramón cantando “Venecia sin ti”, y que aprovecharon unos charcos de agua casuales en un bache para simular un paisaje de la mítica ciudad italiana.

Otro bolazo grande como una casa: la inflación. Con seis pesos ayer pude llenar un changuito de mercadería que rebalsaba. Y eso que no llevé cien pesos, si no desabastezco todo el supermercado. ¿Y los salarios? El que se queja, lo hace de lleno, o porque Clarín le come la croqueta. Con 1.200 pesos por mes que gana un empleado municipal te podés ir a Cancún con toda tu familia, y te sobra plata.

Y que no me digan que hay cepo al dólar, porque hace un mes me recorrí toda Europa con cinco dólares pedorros que me prestó el compañeroGuillermo Moreno, y la pasé de lo lindo en la casa que Mariotto tiene en Marbella, jugando al metegol, comiendo torta y tocándole el culo a las minas en la playa, para salir hecho un cohete. Soy un jodón bárbaro, por eso los locos de La Cámpora me invitan a los asados para que les anime el fogón contando boludeces para hacerlos reír.

Se acabó el monopolio informativo con la aplicación de Ley de Medios. Basta de mentirle a la gente, mierda, carajo. A la puta madre con la cadena del desánimo. Como hizo Maduro en Venezuela, tendremos un Ministerio de la Felicidad.

Repartiremos pitos, matracas, guirnaldas, cotillón y espantasuegras y máscaras con la caripela de Néstor para festejar Halloween con el Chino Navarro asustando gente a cara lavada, junto a Roberto Baradel diez días sin bañarse oliendo a aromas del Ceamse, con perfume fabricado en el riachuelo, sin los peces que vio Cabandié.

Ya basta de mentirle a la gente, Clarín. Ahora sí que estás nerviosho. Ya no podés tergiversar la realidad. Salgamos todos a la calle a festejar. Tenemos Ley de Miedos … de Medios quise escribir, perdón. ¡Viva Néstor! ¡Viva Cristina! ¡Por otra década ganada! ¡Hasta la victoria siempre, carajo!

Fuente: http://www.agencianova.com

Los comentarios están cerrados.