Política

Visto, oído y comentado en el H. C. Delirante.

Sube en el libra por libra, pero sólo de peso. La política y su mal pasar, despiertan la voracidad por las pastas deliciosas, Manino debería cuidarse en las comidas, en especial los días de malas noticias para sus ¿ex? jefes, que están como desapareciendo. El autobombo del Fiorini “Gato”, el día de su asunción en La Plata, causó desprecio, colgó él mismo pancartas dándose la bienvenida a la Cámara de Senadores, se hizo prensa y es razonable, tiene cientos de miles de razones por mes para festejar. ¿El legislador Juan Aicega hará uso de la palabra en la Cámara de Diputados de la Nación? Hay interesados en grabar su timbre de voz, porque se lo desconoce tras 2 años en el HCD. ¿Cómo era eso del ahorro del gasto político?

Ni Scioli ni CFK le quitaron el hambre. El mismo día que se conocían allanamientos en predios linderos a La Ñata que comprometen más seriamente a Daniel Scioli en causas judiciales, y paralelamente CFK sufría su cuarto procesamiento, por el pacto con Irán, Manino Iriart que ya es funcional a CAMBIEMOS, disfrutaba de la excelencia gastronómica de la Trattoria más famosa de la ciudad. Por supuesto que no pagó él, dado que se sobregiró en gastos de gastronomía con las vaquillonas con cuero.

De muy buen apetito. Demostró que las peripecias judiciales que jaquean al ex gobernador (que hace su aporte (con su ausencia) facilitando el quórum al oficialismo en Diputados de la Nación, lo tienen sin cuidado. No tuvo en cuenta la ingesta de valores nutritivos de híper calorías, mientras las pantallas rojas y los horarios centrales de los canales de noticias, daban cuenta de la suerte que por esas horas corrían el Pichichi y la ex primera mandataria.

blank

Fascinado con los fideos al pesto. Devoró su porción de fideos al pesto y una lasagna al usso nostro, una copa helada con todos los chiches sirvió como digestivo. Hubiera pasado tranquilamente un control de alcoholemia, así es la política de escasa solidaridad cuando se embretan en problemas judiciales. Ya tendrá tiempo de ocuparse de las suyas, mientras avanzan las investigaciones de Garganta. El toma y daca en La Plata, imagina un mejor posicionamiento para cuando llegue el momento.

Ya viene de malos momentos. La relación con el flamante papá, ex gobernador y ex candidato a presidente por el Frente Para la Victoria, Daniel Scioli quedó maltrecha, sin posibilidad alguna de restitución. Rodolfo Manino Iriart que siempre se lleva algo para que otro no se lo afane, quedó también en la mira del íntimo amigo de Aldrey Iglesias. El hombre de confianza de Scioli y Alberto Pérez, habría caído en algún caso descuidismo.

El doctor Cahe fue el correo. El médico  personal e íntimo amigo de Daniel Scioli, fue quien recogió la ira de candidatos a legisladores de la Quinta Sección Electoral, el ex reino de Manino. Si hay algo que le sobra a Daniel es confianza hacia su amigo, quien además cuida su salud, cómo no le va a creer que hubo fondos destinados al proselitismo que no llegaron para la campaña, y le apuntaron a un responsable, Rodolfo Iriart, a quien la justicia lenta está retardando sus efectos, según cuentan quienes siguen de cerca la causa del IOMA.

¿Con la BANELCO también? El intendente de Pehuajó acusó a los diputados K que aprobaron el presupuesto 2018 de la Provincia. Entre ellos estaba Manino, según el jefe comunal Pablo Azurro, que habló del uso de la BANELCO. No es posible dar todo por cierto, pero si ladra, mueve la cola y tiene cuatro patas es un perro. Sólo se trata de eso, después de tantas evidencias y coincidencias. Hay políticos que no quieren dejar la política, pero la política poco a poco los deja a ellos. Celebraba con optimismo la obtención de la conducción partidaria de Juan Manuel Rapaccioli, que deberá tener cuidado con sus festejantes, en esta nueva etapa que encara el P.J.

blank

 Arrancó el Fiorini “gato” en CAMBIEMOS. Una parrafada de elogios como le sabía dedicar a Sergio Massa, tiene ahora como objetivo ganarse la confianza, la atención (difícilmente el respeto) de María Eugenia Vidal. En eso de andar chupando las medias y saraseando sin ton ni son, no se anda con chiquitas. A quién le va a succionar los calcetines sino a la figura de la política con mejor imagen del país. Así elevó a la gobernadora y al oficialismo a la estratósfera. Obvio, ningún periodista le fue a hacer una nota ni su palabra era la más esperada de quienes asumían como legisladores en La Plata.

Siempre da como desubicado. Con las señales de un típico trepador y útil para nada, como lo demostró en el HCD de nuestra ciudad, no tuvo mejor idea que ejercitar el autobombo. Cómo será de impostor que hizo pintar pasacalles con su nombre dándose su propia bienvenida a la capital de la provincia a lo largo de toda la calle 7 hasta su intersección con 53. Hubo un detalle que no pasó desapercibido para un veterano periodista que estaba en el lugar. Fue el único nuevo legislador que lo hizo y es para tenerlo en cuenta. Una gilada propia de alguien que metieron por la ventana, con lo cual la recomendación es la prudencia y el aislamiento, además no tiene un voto.

Se salvó del cachetazo de Graciela Camaño. Quién en CAMBIEMOS puede elaborar una estrategia compartiendo el bloque con Luquitas “el Gato”  Fiorini. Es un espía impulsado por el enigmático De La Torre, un ministro que fue echado de Mar del Plata por el intendente Arroyo, quien no tuvo contemplaciones. ¡¡¡ Lo que opinaba Fiorini del presidente Macri, lo masacraba!!! Y en ese entonces era un hombre de “Massita”, el hombre de Tigre que era el único que podía transformar a la Argentina. Su aventura en 1País, terminó cuando Graciela Camaño lo expulsó como un delincuente, pero no lo tuvo a mano como a Kunkel, sino podría haber volado otro sonoro cachetazo.

blankAicega se llevó todas las palmas. El hombre de máxima referencia política del PRO fue noveno en la lista de diputados nacionales. Sera uno más en la Cámara Baja de la Nación, como concejal fue uno menos y dejó registros históricos en el recinto. No se le conoció la voz, ni se supo de ninguna intervención destacada ni la defensa en la trinchera oficialista, para condenar los piedrazos al presidente de la Nación y a la gobernadora de la Provincia en el Barrio Belisario Roldán, era lo menos que podía esperarse.

 Es una broma de mal gusto. Cuando hablan del ahorro en la política, queda claro que son gestos simbólicos de índole tribunera. Juancito que no pisaba el recinto y lo reclamaban en todos los colores se convirtió en diputado nacional, con su rica experiencia cobrando módulos municipales, sin ir a trabajar ni convocar a reuniones de la comisión que presidía. Es la generosidad de la política al palo. Se esperan con avidez sus proyectos y también hay interés por conocer su voz en el Congreso de la Nación. En el HCD de la MGP desconocen su timbre vocal.

Un comentario

  1. Siempre en chanchullos la bola de grasa de Iriart