Policiales

Una de las jóvenes asesinadas a balazos en Florencio Varela era marplatense

 

Se trata de Sabrina Barrientos de tan solo 15 años, quien vivía en Florencio Varela en una humilde vivienda junto a su madre y dejó a siete hermanos de los cuales seis de ellos residen en nuestra ciudad junto a su padre.

Sabrina Barrientos junto a Denise Daiana Juárez de 17 años fueron acribilladas a balazos seis y nueve respectivamente, “eran como hermanas”, aseguró su entorno.

Amigas de toda la vida, las chicas compartían cada momento juntas. Una muestra de ello son sus perfiles en Facebook, donde siempre se mostraban inseparables. La tragedia también las encontró unidas.

Las jóvenes estaban juntas con otras dos amigas de Florencio Varela -Némesis y Magalí- cuando fueron atacadas a balazos en la madrugada del sábado, en Senzabello y Los Andes. Las chicas murieron al instante producto de la gran cantidad de disparos que recibieron en el ataque.

El grupo de amigas no iba al mismo colegio, pero había forjado una fuerte amistad. Aunque no solían salir a bailar con frecuencia, las chicas ayer pidieron permiso a sus padres para ir al boliche Santa Diabla, ubicado sobre avenida Calchaquí al 5200, en Ezpeleta.

Nancy Sarabia, la mamá de Némesis, dijo que a su hija la pasaron a buscar las otras amigas por su casa del barrio El Alpino, para ir al boliche.

Lo que no se sabe es cómo llegaron, a las 6 de la mañana, a Senzabello y Los Andes. Algunos creen que fueron juntas en colectivo hasta allí, ya que en 813 y Cataluña, a sólo cinco cuadras, vivía Denise y buscaban un remís para el resto de las amigas.

Un primo de Némesis que había ido a bailar al mismo boliche pasó por ese lugar en colectivo, vio a las chicas tiradas en la calle y las reconoció. Fue directo a socorrerlas. Por eso Nancy fue una de las primeras en enterarse del brutal ataque.

Las muertes de Denise y Sabrina causaron dolor en el entorno de las jóvenes, que en las redes sociales expresaron con crespones, fotos y frases de duelo su tristeza por la sorpresiva pérdida.

Las dos chicas asesinadas vivían en casas humildes. Denise vivía junto a su mamá y su abuela. Sabrina tenía siete hermanos. Seis de ellos viven en Mar del Plata, junto a su padre. Mientras que su madre trabaja realizando tareas de limpieza.

Cuando terminó su jornada fue a la comisaría 3ª de Florencio Varela porque la habían llamado. Cuando llegó preguntó por su hija sin saber lo que había pasado. Entre varios familiares la contuvieron y la llevaron dentro de la seccional, donde le comunicaron la terrible noticia.

Mdphoy – Clarín

Foto: Facebook

Los comentarios están cerrados.