Zonal

Tandil en “Estadío Rojo” y al borde del colapso sanitario

El Hospital de la ciudad bonaerense solo tiene cinco camas disponibles y el intendente pidió a los ciudadanos que “salgan lo menos posible”.

Tandil está al borde del colapso sanitario y no logra frenar el crecimiento constante de casos por coronavirus. El intendente Miguel Ángel Lunghi, enfrentado con el Gobierno de la provincia, reclamó “no ser estúpidos” en el marco de la pandemia.

En medio de este panorama de crecimiento y circulación comunitaria del virus, Tandil que salió del sistema de fases de la provincia de Buenos Aires para utilizar uno propio, bajó al Estadio Rojo desde el miércoles.

Pese a bajar de Estadio, en Tandil sigue todo abierto, inclusive gimnasios y bares por una decisión del intendente Lunghi.

 

Con este panorama, el jefe comunal aclaró en las últimas horas que no le temblará el pulso para cerrar todo de ser necesario, en el contexto donde reconoce el colapso sanitario.

El intendente aseguró que en el Hospital solo quedan 5 camas y remarcó que el problema no es económico sino que es humano.

“No seamos estúpidos, debemos cuidarnos. Los más jóvenes están cansados, y eso yo no lo discuto, pero tiene que haber responsabilidad. Les pido por favor que salgan lo menos posible“, expresó Lunghi en declaraciones radiales que reproduce La Voz de Tandil.

“Estoy un poco enojado porque la gente tiene que pensar en los mayores. No es una cuestión de camas o de plata. No hay médicos terapistas. No hay más enfermeros y enfermeras. Los pobres están cayendo por contagio. No es cuestión de plata, es cuestión de responsabilidad civil”, sentenció Lunghi.

“No hay vacunas ni remedio, ni se ha hecho nada mal. No es una cuestión de fases o semáforo. El problema es la responsabilidad individual. Tenemos que disminuir la circulación viral. Hay que salir a trabajar con todos los protocolos y volver rápido a casa; salir de recreación y volver rápido a casa. Si no, tendremos problemas serios”, completó.

Tandil, luego de lo decidido por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, podrá recibir turistas a partir del primero de diciembre, mientras que los dueños de casas no residentes podrán ingresar a la ciudad en noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*