Ciudad

Suspenden el concurso de la Cola Reef en Mar del Plata

Mientras los concursos de belleza son cada vez más cuestionados, este verano se suspenderá uno de los que más polémica siempre levantó: el que elige a la mejor cola del verano en Mar del Plata.

El Miss Cola Reef es un concurso que la marca de indumentaria surfer y deportiva realizó desde 1993. La competencia, en la que participaban bonitas chicas, se enfocaba para premiar sólo en una parte de su anatomía: la cola. El concurso se hacía todos los años en Mar del Plata, en el cierre del torneo de surf Reef Clasic, el más importante que se disputa en el país.

El próximo verano habrá torneo de surf, pero no competencia de colas. Así lo decidió la empresa, que lo suspendió “por la sensibilidad de empezó a causar el tema de la violencia de género en el país”, según confirmó el gerente de Marketing de Reef, Martín Sundbad, a La Nación. La versión del concurso que se hace en Viña del Mar, Chile, se seguirá manteniendo.

“Venimos cambiando el tono del evento de cierre. Esto pasó de ser un bikini contest, a un beauty contest, a una muestra de la colección de la ropa de mujer de Reef. Pero el mensaje final a través de los medios terminaba siendo siempre la cola del verano. Se buscó apaciguar esta situación de acuerdo a la realidad que vivimos en la Argentina. Este año lo suspendimos apoyados también por el hecho de que el surf se transformó en un deporte olímpico”, explicó el ejecutivo.

Hace un mes, se supo que la municipalidad de Gualeguaychú decidió también suspender los concursos para elegir a las reinas del turismo y los corsos populares, para luchar contra los estereotipos y la cosificación de la mujer y en su lugar designará representantes culturales, que podrán ser hombres o mujeres.

3 Comentarios

  1. Que amargos .

  2. Propongo una compensación: realizar concursos de burka-reef.
    Además, medidas como ésta deberían tener adicionales, como el cubrimiento de todas las estatuas y monumentos donde las nalgas femeninas sean parte del conjunto. O directamente su demolición.
    Al igual que pinturas de semejante contenido que resultan, por lo tanto, en violencia de género, con la excusa de ser obras de arte, que no son tales porque estigmatizan y cosifican a la mujer y propenden al negocio de la trata. Los murales del Hotel Provincial son un ejemplo de ello.

  3. Me gustaría saber si esto ayuda a parar los femicidios, las violaciones, los acosos, la violencia de género, la trata de personas, etc.
    Con educacion y campañas de concientizacion van a lograr mas cosas que supendiendo estos eventos. ¿Que viene ahora? Tal vez la oblgación a las mujeres de usar mallas enterizas en playas y piscinas. Creo sinceramente que lo que el feminismo militante está imponiendo no es la solucion. Y es lamentable que hombres dominados se presten a esto y sean funcionales a esas fanaticas fundamentalistas.