Básquet, Deportes

«Straverguenza», la nueva película de Gustavo Pulti dirigida por Flavio Mendoza

DIGITAL CAMERA

La gente de Peñarol se acercó al Polideportivo no solo para alentar a su equipo frente al campeón de la Liga Nacional Regatas Corrientes. Sino también para hacerse notar. Expresar de alguna manera toda su indignación contra el jefe comunal Gustavo Pulti. Por el alquiler del Polideportivo, durante la temporada, al coreógrafo Flavio Mendoza.

Esto le generaría un problema a los dirigentes marplatenses porque no tendrían un lugar firme para jugar lo que resta de la liga doméstica.

Más de 3000 personas se dieron cita en el “Islas Malvinas” donde levantaron una pancarta de manera individual, con la leyenda “El Poli es mi casa”. Además de varias banderas alusivas al problema en cuestión. Los simpatizantes marplatenses defendieron a capa y espada lo que consideran que es justo para las aspiraciones de un club que años tras año logró títulos inverosímiles para la ciudad.

Sin dudas Peñarol es la única carta de presentación con la que cuenta la ciudad en lo deportivo. La representatividad de un equipo no se mide por la cantidad de hinchas. Que quede claro ese punto. Sin embargo su innumerable cantidad de torneos, nacionales e internacionales, potenciaron una ciudad carente de logros en lo deportivo. Ni en fútbol, que maneja otro presupuesto, con Aldosivi y Alvarado brindando sus batallas en la B Nacional y el Argentino A, tienen un punto de comparación con lo que el Básquetbol de Peñarol le ofrece año tras año a nuestra ciudad. Que cuenta con infraestructura (Mundialista, Cancha de Hockey, etc) pero carece de logros.

Equipo compactos. Con jerarquía. Que pelean campeonatos. Y hasta los ganan, como durante mucho tiempo no pasó. A eso se debe la ira del público “Milraya” contra el intendente Pulti. Con cánticos dolorosos y subidos de tono apoyados por los cuatro costados y por “EL HINCHA”. Que como decía Enrique Santos Discepolo en la legendaria película que llevaba dicho nombre “¿Y para qué trabaja uno si no es para ir los domingos y romperse los pulmones a las tribunas hinchando por un ideal? ¿O es que eso no vale nada?”… El hincha es todo en la vida…”.

 

 

 

 

 

 

Un comentario

  1. Juan Manuel Courel

    El Polideportivo es un espacio público del cual la gestión administra por mandato popular. Si quien administra se ve con la necesidad de tener que conseguir recursos para brindar más servicios al resto de la sociedad no lo veo mal; en todo caso, Peñarol es solo una porción de la sociedad. Preguntemonos si los recursos que se conseguirán con el alquiler del estadio beneficiará a más personas que los hinchas de un club. Peñarol hace de local en el Poli, no es el dueño. Gracias.