Ciudad, Información General

Sorpresa: Pescó un lenguado gigante en la escollera del Torreón

 

Un pescador local con equipo de variada buscaba pescadillas, y se llevó la sorpresa de su vida con este lenguado de 10,700 kg. Inolvidable pesca.

blank
Lenguado de 10,700 kg capturado en Mar del Plata durante el fin de semana largo del 17 de agosto de 2020.

Para Martín Bellotti, pescador de Mar del Plata, debe haber sido la sorpresa de su vida empuñando una caña, ya que estaba con su equipo de variada pescando en la escollera del Torreón, entreteniéndose con pescadillas y rayas, cuando de repente sintió una clavada inusual, que luego de esfuerzo y tiempo no lo sacaba de su asombro cuando alcanzó a divisar su captura: un enorme lenguado que acusó en la báscula 10,700 kg. 

Si bien esporádicamente algunos salen, no es el ámbito lógico y habitual, ya que ésta rara especie suele cazar a sus presas, generalmente pejerreyes chicos, enterrados en zonas de fondo de arena, y donde fue capturado es de piedras… Debe haber ocurrido que la abundancia de pejerreyes en ese momento hizo aventurar al gigante a perseguirlos hacia donde no es habitual capturarlos, y ni hablar de semejante “torta”.

El lenguado es una especie anádroma, es decir puede habitar tanto en aguas dulces como salobres, cuando son juveniles poseen los dos ojos a ambos lados de su cabeza pero, entre las 4 y 6 semanas de vida, el ojo ojo izquierdo se desplaza hacia el costado derecho, desarrollándose su existencia, rara, con ambos ojos del lado derecho. 

Su tamaño puede llegar a los 60 cm y en general su peso ronda entre los 3 y 5 kg, salvo excepciones cuando un pescador se puede topar, como Bellotti, con 10,700 kg de pura lucha, pues es un pez eminentemente cazador. De forma ovoidal y color marrón verdoso por lo general, porque suele ocurrir que mute de color de acuerdo a las zonas por donde se moviliza, aunque el costado por donde se acuesta es siempre blanco, en éste caso el izquierdo. Su boca es oblicua con labios protáctiles, con agudos dientes que curiosamente se ubican en uno  solo de los bordes de ambos maxilares. Ah, su carne es exquisita…

 Por Daniel Console – Weekend Perfil

Los comentarios están cerrados.