Ciudad, Información General

Se presentó el poemario «Enajenaciones: Fragmentos de un apocaliosus» de Stella Alvarado

Con el auspicio de la Secretaría de Cultura de Gral. Pueyrredón, se presentó el nuevo poemario de la poeta y ensayista Stella Alvarado “Enajenaciones: fragmentos de un apocalipsis” con ilustraciones del artista Pablo Garat. El evento se llevó a cabo el viernes en “La casa del balcón”, calle 3 de Febrero 2538 de esta ciudad.

La introducción  estuvo a cargo de la profesora Susana M. García, en tanto que la actriz Mery Waller complemento la presentación con la lectura de fragmentos del libro.

La prof. García destacó que  la declaración de interés cultural del evento  “constituye todo un acontecimiento porque a raíz de que el mundo está sobresaturado de redes que solo dejan ver la retina propia, la de la red, solo la filosofía y el arte –  como vienen señalando muy ilustres pensadores de todo el mundo –  pueden hacernos presentes las cosas, lo bello y lo feo, el misterio y lo desapacible. La poesía  especialmente tiene la capacidad de ponernos en contacto con generaciones e imágenes que permiten avistar lo oculto, lo diferente a lo que estamos habituados y así trascender lo cotidiano. En realidad es el poeta quien representa todo ese ámbito  y al hacerlo vive poéticamente y nos hace vivir poéticamente, que es un modo contrapuesto a la hipercomunicación actual que paradójicamente reprime el silencio, tan esencial para el surgimiento del lenguaje”.

Puntualizó además:

“Enajenaciones, este último trabajo de Stella Alvarado, esta precedido por un prólogo de la exquisita y multipremiada poeta argentina Luisa Futuransky que con encarecidas palabras nos acerca respetuosa y sabiamente al contenido del séptimo poemario  de Stella. Del hombre actual y de la condición humana actual tratan estos poemas como nos adelanta el título del libro: Enajenaciones: fragmentos de un apocalipsis. Desde 1979 con su Galaxia de Venus pasando por Más allá de la luz Cielo final, La noche retrocede, Ascensión de lo leve, Voces contra el muro, Stella Alvarado ha ido tejiendo una obra fiel sobre todo a la poesía, una ventana lirica a diversos sentimientos”

“Los poemas de Enajenaciones son algo más que para ser exhibidos en la crónica de Stella, exponen su tensión moral y psicológica ante la modernidad y sospecho que debe haberle resultado lacerante y conflictivo componerlos. De ahí que interpretar simplemente que los de Enajenaciones son versos duros es algo evidente pero tienen otras cualidades, para empezar son honrados. Resonancias, consonancias, compases dan cuerpo a los motivos punzados que desangran a la poeta y expresan de modo honrado lo que le hiere el alma”, subrayó la prof. García.

Por su parte, Stella Alvarado resaltó:

 “Quienes nos dedicamos a la literatura, estamos en el mundo con los sentidos abiertos para recibir aquello que el mundo quiere decirnos. La contemplación de los momentos crepusculares, lo onírico, el nacimiento de la luz del día, el corazón de las tinieblas en la esfera de la noche y su realidad urbana… En resumen, una evocación de la realidad, de esos motivos recurrentes que llegan para exponer el acontecimiento cotidiano. La poesía se nutre de percepciones sensoriales y la escritura es el resultado estético de un impulso que llega solo y que trae consigo imágenes, silencios y palabras. Parafraseando a mi querida poeta Celia Gourinski, considero que la poesía es la más alta de las religiones; es algo mágico, poderoso, luminoso. Nuestra vida está llena de lenguaje y, por tanto, de poesía una experiencia nueva, una ocasión para expresar la riqueza de la palabra, un simple resonar de ritmos, de melodías, una compañía que nos habla de la existencia del mundo y sus realidades, incluso de ella misma y de sus recursos expresivos. En síntesis: La poesía, en lo personal, es mi modo de estar en el mundo”.

Video e Informe: Roberto Latino Rodríguez

Los comentarios están cerrados.