Política

Se pluralizó y multiplicó protesta de trabajadores de la salud

 

La convocatoria que había sido gestada por diferentes especialidades, que componen la atención de la salud, se cumplió en las principales ciudades del país y Mar del Plata fue una de ellas. En orden y sin desbordes, resultó claramente visible que otros sectores, en algunos casos no debidamente identificados, se unieron a la ruidosa y significativa cantidad de asistentes que se pudo observar y se extendió por aproximadamente una hora.

 No faltaron, de acuerdo a sus expresiones, otros sectores que se vieron identificados con la manifestación y son quienes están afectados por las restricciones y la prolongación del aislamiento social, al determinarse que la cuarentena se extendió hasta el 7 de junio, y no se descarta que la misma vuelva a prorrogarse por un plazo que no resultó el anunciado en un principio cuando quedó establecido desde el 20 de marzo.

blank
Foto: @Mari_y_Mari

Desde médicos, enfermeros, radiólogos, anestesistas, empleados de laboratorios químicos, mucamas de enfermería y ambulancieros, dijeron presente en los reclamos,  desde ser incluidos a reconocimientos económicos del Estado a un sector imprescindible en el combate al COVID 19, no sólo para evitar contagios sino además para atender los casos con síntomas y aquellos que deben ser asistidos por haber resultado positivo.

 

La marcha que se inició en Plaza Rochas, continuó por Avenida Luro, independencia y circulo por el radio del macro centro de la ciudad, con el objeto de hacer sentir su descontento, que llega hasta la falta de insumos y de materiales de protección como barbijos, máscaras y delantales especiales, con los cuales deben acceder a la atención de personas con síntomas o tan sólo sospechadas de haber contraído el coronavirus.

 Para nada debería sorprender la potencia y la intensidad del reclamo, sino atenemos a los términos de la convocatoria de los involucrados quienes denunciaban lo siguiente: “Debe saberse que hoy el personal de salud argentino es perseguido, bajo amenaza de perder el trabajo, mediante aprietes de toda naturaleza, agravados por el abuso que ya de por sí implican los regímenes de precarización laboral, fomentados y concretados por los administradores de salud, tanto estatales como privados. Debe saberse que hoy la salud está tomada por el poder político, quien sistemática e históricamente la abandonó a su suerte, sin importarle la calidad asistencial ni el bienestar de quienes la dispensamos dejando nuestra vida en la tarea. Y la privada, por inescrupulosos empresarios que emplean por poco dinero y abonando a largos plazos”.

 

 

Un comentario

  1. x h o x b…kichi, la gente no se la banca tan facil como antes…
    decile a tu primo maxi,que la cosa esta caliente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*