Ciudad

Se complicó la situación de Panadero por el Caso Melmann

blank

Natalia Melmann tenía quince años cuando fue secuestrada, violada y asesinada en la ciudad de Miramar. El hecho ocurrió el 4 de febrero de 2001. Este lunes, diecisiete años después, comenzó el juicio a Ricardo Panadero, el cuarto policía imputado por el caso.

El Tribunal Oral N°4 de Mar del Plata, a cargo de los jueces Jorge Peralta, Fabián Riquert y Juan Manuel Sueyro, escuchó ayer a un grupo de testigos, quienes manifestaron que el policía tenía una relación cercana con los otros tres condenados por el femicidio.

Panadero está imputado por el delito de “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia, abuso sexual agravado por acceso carnal y por la participación de dos o más personas y homicidio agravado por la participación de dos o más personas y criminis causa”. Por ello, podría recibir cadena perpetua.

Según palabras de Lisa Cabral, la abogada de los querellantes,  los testigos declararon que el acusado mantenía un contacto frecuente con los condenados, lo que complicaría su situación. Además, la letrada acusó a la defensa de Panadero de pretender apelar al paso del tiempo y a una mala investigación para encubrir la responsabilidad del policía.

Los tres oficiales encontrados culpables por el asesinato de Natalia son Ricardo Suárez, Oscar Echenique y Ricardo Anselmini, que recibieron la pena de prisión perpetua en el año 2002. Panadero había sido sobreseído, pero ahora se encuentra siendo juzgado porque la Suprema Corte provincial revocó la decisión.

El debate se encuentra en cuarto intermedio y se retomará este jueves.

 

Los comentarios están cerrados.