Ciudad, Deportes, Polideportivo

Se acabó la ilusión

Marcos Milinkovic fue titular a pesar de alguna dolencia, el team marplatense lucho frente a un gran rival que va por su quinta final consecutiva en la liga. UPCN Voley logró el pase a la final de la Liga Argentina 2010-11 al vencer a La Unión de Formosa por 3 a 1, con parciales de 25-22, 28-26, 20-25 y 25-13. Alex Moreno fue la figura del encuentro y máximo anotador del partido, con 26 puntos. El equipo sanjuanino se convirtió en finalista por segunda vez consecutiva y en la definición por el título, tal como pasó el año pasado, se enfrentará nuevamente a Drean Bolívar.

 

El local tuvo un buen comienzo, firme en bloqueo, con acertada actividad de Gastón Giani y el cubano Ihosvany Hernández. Y pesar de un punto de saque de Gabriel Arroyo llegó adelante al primer tiempo técnico 8-5. Tras un error de Federico Pereyra, el “naranja y negro” se distanció 11-7, con el control de la situación en sus manos. Pero entonces, resurgió el campeón. Un bloqueo triple le ganó al toque de Giani, después André Radtke atacó afuera (11-10) y la astucia de
Arroyo propuso un partido mucho más igualado. El pibe Juan Martín Riganti, con toda la responsabilidad de sustituir a De Cecco empezó a soltarse y Javier Filardi empató con un contraataque por la punta (14-14).
Sin embargo, un saque táctico de Hernández y un error grosero de Pereyra estiraron la ventaja para el local (18-15). El primer ataque en el set de Milinkovic, muy limitado en lo físico, fue positivo por el opuesto (20-17). El capitán casi no fue utilizado y hasta tenía dolor para sacar. Tanto, que Filardi lo bloqueó mano a mano para acortar (21-20), aunque después, Sebastián Firpo casi lo noquea Arroyo con un mandoble de segunda que le pegó en la cabeza, y Giani puso la historia 23-20 con un saque directo. Parecía historia sentenciada, pero no fue así. Riganti tuvo un rol protagónico en el desenlace, con un toque de segunda y un bloqueo ante un toque de García, Pereyra adelantó al visitante con un ace, hasta que Riganti, notable hasta allí, cerró el capítulo con un “gorro” ante Milinkovic, que apareció por “4”.

Buenos Aires Unidos sintió el impacto por la manera en que se le escapó el set inicial, y penó en el inicio del segundo parcial. En ese tramo, el bloqueo de Bolívar fue impasable y a pesar de algunos aciertos aislados de Rodrigo Ronda (ocupó el lugar de Milinkovic), las “Águilas” se fueron 4-10 arriba. Dos bloqueos de Radtke sirvieron para recuperar terreno (11-13), pero volvió la irregularidad. García fue
perdiendo precisión y fue sustituido por Enrique Laneri, aunque no hubo grandes cambios. El visitante tuvo más volumen de juego, más mentalidad y casi no se equivocó para sellar el segmento. Buenos Aires Unidos fue todo lo contrario y la resolución llegó más rápido de lo esperado.

Contra las cuerdas, el conjunto de Waldo Kantor reaccionó de la mejor manera. De regreso con todos los titulares impuso condiciones desde el principio. Con Milinkovic dejando el alma y Radtke contagiando a todos sus compañeros y multiplicándose para hacer crecer el trabajo del bloqueo. Las ventajas fueron claras a lo largo de todo el set (8-4 y 13-8). Y a partir de la segunda mitad del capítulo, la categoría internacional de Hernández jugó un papel fundamental con dos apariciones fulgurantes en primeros tiempos que ampliaron la ventaja. Y para completar su faena, el cubano le metió dos tapas seguidas a Arroyo, suficientes para derrumbar la resistencia de Drean Bolívar.

El escenario del partido parecía cambiar. Aunque en el arranque del cuarto set Milinkovic se torció el tobillo derecho (el de la pierna sana) y generó cierta preocupación, igual continuó jugando. Los centrales del local fueron muy buscados por Firpo y Filardi resultó útil con apariciones puntuales para respaldar a Lucas Ocampo en ataque. El partido se hizo más y más emocionante. Un saque de García pegó en la pierna de Pereyra cuando se iba largo y el local pasó arriba (10-9), pero enseguida Arroyo lo bloqueó a Giani para devolver la delantera a las Águilas (11-12). La paridad fue continua hasta que Bolívar capitalizó un contraataque y luego Giani le pegó a la varilla (17-20). El propio receptor-punta
atacó afuera para el 18-22 y el final parecía cerca. Otra vez falló Giani, con su saque, y Filardi le cerró el camino a Milinkovic para el primer match-ball (19-24). Primer y único, porque en la jugada siguiente, entre Solé y Filardi volvieron a clausurar el horizonte del capitán y con ello, sentenciaron la semifinal.

Las Águilas enfrentarán en las finales, a partir del viernes 15, a UPCN Voley Club, que superó en San Juan a La Unión de Formosa por 3 a 1 (25-22, 28-26, 20-25 y 25-13). Los cuyanos tendrán ventaja de cancha en serie al mejor de siete partidos.

Síntesis:

Buenos Aires Unidos (1): Sebastián Firpo, Marcos Milinkovic, André Radtke, Ihosvany Hernández, Guillermo García, Gastón Giani y Martíne Meana (L)

DT: Waldo Kantor

Ingresaron: Bruno Vinti, Rodrigo Ronda, Juan Ignacio Finoli y Enrique Laneri

Drean Bolívar (3): Juan Martín Riganti, Federico Pereyra, Sebastián Solé, Gabriel Arroyo, Javier Filardi, Lucas Ocampo y Pablo Meana (L)

DT: Javier Weber

Ingresaron: Iván Castellani y Badá

Estadio: Once Unidos

Árbitros: G. Sánchez y R. Cholakian

Público: 2.000 espectadores

 

Prensa de Buenos Aires Unidos

Los comentarios están cerrados.