Política

Scioli Presidente: Don Florencio y su imperio se preparan para la gran marioneta

ImageProxy.mvcFlorencio Aldrey Iglesias es un empresario marplatense considerado influyente en el poder político nacional, provincial y municipal, pero por sobre todo es un gran amigo de Daniel Scioli. Lo llaman “el dueño de Mardel”, y en efecto, es dueño de gran parte de aquella ciudad. Este hombre que “empezó de cero” tiene tantas ambiciones como propiedades. No importa quién esté en la Presidencia, la Gobernación, o la intendencia. Tiene cientos de marionetas listas para cumplir lo que quiere. Pero tanto mejor si su amigo personal ocupa la Rosada ¿Cómo logró don Florencio tanto poder? Dicen que muchos se hacen esa pregunta cuya respuesta no se atreven a hacer pública… por temor al propio Florencio Aldrey Iglesias.

Florencio Aldrey Iglesias es un empresario marplatense considerado influyente en el poder político nacional, provincial y municipal, pero por sobre todo es un gran amigo de Daniel Scioli.

Sus intenciones de quedarse con el histórico Festival de Cine de Mar del Plata, que este año se realizará del 30 de octubre al 30 de noviembre, además de la construcción del mega shopping en la ex terminal de Mar del Plata, son parte de los últimos deseos de este zar de los medios marplatenses, según publica el sitio Infocielo.

Lo llaman “El dueño de Mardel”, pero ¿quién es realmente este hombre que aseguran comenzó de cero en la Argentina?

Según el blog ‘Dicen los medios’, nacido en Galicia, llegó al país, y desde entonces no paró de crecer. Lo hizo con Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando De la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Cristina Fernández. Indistintamente.

Dicen que sus empresas pierden en su gran mayoría dinero, sin embargo cada vez tiene más inversiones.

El concejal de Mar del Plata por la UCR, Carlos Katz, ligado al cobismo, fue tajante respecto, según el mencionado blog:

– “El Gobernador (Daniel Scioli) tiene como principal referente de la ciudad (de Mar Plata) a Aldrey Iglesias“.

– “La gente (de Mar del Plata), cuando tiene que protestar, primero acude al lugar donde están los organismos de decisión política (Municipio) y luego, si no encuentra respuesta, acude al lugar donde está el otro poder de decisión, que es la decisión del lobby y del “poder” mediático, la práctica más habitual del multimedio (en referencia las puertas del hotel Hermitage, propiedad del empresario de Multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias”.

– “No recuerdo que cuando bajara en el helipuerto un Presidente de la Nación, lo saludara un empresario (Florencio Aldrey Iglesias) antes que un intendente, pero encima se saque una foto y la publique en su propio diario, mostrando que él saluda a la Presidenta antes que el Intendente“.

– “O escribe en su diario que el centro de las discusiones políticas está en el hotel Hermitage, cuando deberían estar en los partidos políticos, en la municipalidad o en los lugares en los que se debería hacer política“.

Dice que no sólo el actual intendente de Mar del Plata, sino que todos los intendentes de la ciudad debieron subordinarse de una u otra forma a los designios de la voluntad de don Florencio, “caso contrario es imposible sobrevivir en la función con semejante poder mediático y político en contra“.

Lo que el empresario hizo sin ningún impedimento de las autoridades del ex Comfer y actual Afsca, con una de las radios que posee es un ejemplo de su poder.

Continúa el blog mencionado:

El Gallego, tal como le dicen, ocupa de manera clandestina la frecuencia de AM 1120, que en el pasado fue siempre Radio Atlántica, una de las 2 AM legales de Mar del Plata -ambas de propiedad de don Florencio-. Un decreto firmado por Carlos Menem le permitió mudarse a una mejor ubicación al 760. Sin embargo, Aldrey sigue manteniendo la posición del dial en 1120 con música y con menos modulación para que nadie le ocupe esa posición debido a que él quiere usar esa posición para otra emisora suya que opera en el 1620 (ilegal para cualquiera menos para don Florencio)”.

Florencio Aldrey Iglesias explotaba en Mar del Plata ( antes de presentar el Plan de Desinverión determinado por la nueva Ley de Radifusión), en forma directa o a través de mecanismos que le permiten no aparecer a él, 3 radios de amplitud modulada: LU6 Radio Atlántica, LU9 Radio Mar del Plata, la que emite desde el 1620, cuyas características fueron definidas en el párrafo anterior.

– La Prensa S.A., el diario de casi nula circulación que perteneciera a los Gainza Paz, luego a Amalia Lacroze de Fortabat, y que luego de perder mucho dinero fue comprado por don Florencio, era a su vez la titular de la frecuencia 1620 de AM.

– Difusora Austral es la actual licenciataria de Radio Mar del Plata y Editorial La Capital (que edita el diario también de propiedad de Aldrey Iglesias) figura como la licenciataria de Radio Atlántica.

– Cada radio legal de AM, Mar del Plata y Atlántica, tienen sus respectivas emisoras de FM, Universo y Latina.

Las fuentes consultadas aseguran que Aldrey Iglesias tiene a su vez otras radios de FM, operando o en condiciones de ser operadas, al límite de la legalidad.

Don Florencio no solo posee radios y diarios, también sería propietario entre otras cosas:

– NH City Hotel en Ciudad de Buenos Aires, en sociedad con la cadena española.

– El Hotel Hermitage de Mar del Plata, que, a través de un túnel debajo del Boulevard Peralta Ramos, se comunica con la playa de estacionamiento que se encuentra sobre Boulevard Marítimo

– Toda la galería de locales sobre la Rambla.

– La explotación de playas privadas sobre la Bristol.

– El playón de espectáculos (Las Toscas) sobre la rambla donde actúan los artistas que presenta siempre el gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

– El Hotel Provincial, de 400 habitaciones, gerenciado por NH Hoteles. Obtenido en una licitación llamativa ya no se conoció ni se difundió oficialmente la publicación del llamado a licitación por decreto en el Boletín Oficial, más si se tiene en cuenta que la reapertura de este Hotel era una prioridad de Daniel Scioli.

– El casino del Hotel Hermitage, los locales debajo de él y las playas privadas.

– Departamento Hotel Casino, Apart Hotel 5 Estrellas

– La Capital Cable, proveedor de TV paga.

– Canal 2, de TV paga

– Casino del Mar, Casa de juegos.

– Diario El Atlántico.”

En una nota publicada por el sitio ‘La Política Online’, de una fuente conocedora de los pormenores de los negocios de la ciudad de Mar del Plata, se señala con ironía:

Mar del Plata es una estancia con un jefe que es Aldrey Iglesias, y después está el intendente“.

Elogiado por Cristina Fernández y en su momento por Néstor Kirchner, es un cholulo de los artistas, tiene una impronta de señor feudal para tratar a sus subordinados, entusiasma cada vez menos a gente talentosa para hacerse cargo de algunos de sus negocios, los que terminan yéndose porque nunca les paga, es cuetionado en silencio por los marplatenses, se ha peleado a muerte con muchos oriundos españoles que tienen negocios importantes en Mar del Plata, tiene muchos más negocios que los que se conocen, subordina a los intendentes locales.

Pero sus principales negocios pierden muchos dinero… Así y todo, él sigue invirtiendo en nuevos emprendimientos. ¿Cómo reúne don Florencio tanto poder? Dicen que muchos se hacen esa pregunta cuya respuesta no se atreven a hacer pública, por temor al propio Florencio Aldrey Iglesias.

Actualmente, en pleno proceso de edificación de su ansiado Paseo Aldrey Iglesias y más allá de alguna condecoración impositiva, el zar de los medios marplatenses quiere quedarse también con el Festival de Cine de Mar del Plata.

Según el sitio ‘Infocielo’, el presidente del festival Martín Suárez, por intermedio de Aldrey, le cederá la producción del evento en su 30º aniversario.

Para la realización, Aldrey tiene previsto reemplazar las tablas del Teatro Provincial de Mar del Plata, sala del Hotel Provincial que también controla y transformarla en un espacio de reproducción audiovisual. En el medio, Iglesias tuvo que negociar y hacer sentir su peso de gigante con Cinemacenter, que ostenta el monopolio del cine en la localidad y que hasta el año pasado tenía la potestad de pasar las películas del Festival en sus salas.

Para complementar la sala del Teatro del Hotel, el zar mediático montó un circuito que incluye el Teatro Auditorium que depende del Instituto Cultural que conduce Telerman y que el propio Iglesias tiene rodeado, el Colón y el Museo del MAR que inauguró Scioli recientemente.

Como se ve, la historia de la concentración en Mar del Plata no es nueva y los negocios de Aldrey Iglesias trascienden los medios de Comunicación.

El Shopping que está construyendo y donde se mudará el Festival de Cine de Mar del Plata tiene vínculos con arquitectos y constructoras que suelen estar presentes en las adjudicaciones del Municipio. El poder de hacer su mega emprendimiento en esa antigua terminal lo consiguió por intermedio de Néstor Otero, el barón de las terminales Argentinas, quien fuera investigado junto a Ricardo Jaime en causa por dádivas en ejercicio de la función pública.

Curiosamente, en este caso aparece nuevamente la empresa COARCO, que tiene la mayoría de los negocios de construcción que impulsa el Municipio comandado por Gustavo Pulti. Hace unas semanas, el alcalde le cedió la construcción de desagües pluviales y tiene a su cargo las obras en la fatídica ruta 88 que une Mar del Plata con Necochea y que es eje de reclamos vecinales por los constantes accidentes fatales.

Pese a la insistencia del Municipio en adjudicarle obras, Coarco tiene antecedentes negativos como por ejemplo el de la planta de tratamiento de efluentes cloacales en Villa Gesell, que se construyó hace tres años y registra varias denuncias entre las que destaca la poca calidad de filtración que no drena suficiente y el rebalse de piletones por su deficiente construcción.

También tuvo algún inconveniente con la construcción de la nueva Terminal de Cruceros que estuvo meses inutilizable por el lugar escogido para su emplazamiento debido a que los barcos no podían llegar.

Entre los proyectos, además de la construcción del Shopping de Aldrey Iglesias, Coarco tiene en carpeta la edificación de una estación depuradora de aguas, por 365 millones de pesos y fue asesora de la construcción del Museo de Arte Contemporáneo que tanto publicita el Ejecutivo bonaerense.

La otra figura que aparece a la hora de los negocios entre Aldrey Iglesias y el Municipio de Mar del Plata es la arquitecta Laura Napp y el estudio que lleva su nombre. Entre los contratos con los que se benefició Napp figuran clínicas privadas, centros comerciales, un hotel boutique, y ocho edificios, uno en plena Playa Chica. Además del Haras Santa María del Mar, dedicado a la cría y entrenamiento de caballos.

El empresario tiene dispuestas sus marionetas, y con ellas se va abriendo camino para la inauguración de su utópico centro comercial para el que el Municipio le redujera los impuestos de manera irrisoria. Ahora, su próximo desafío es quedarse también con el histórico Festival de Cine.

Para ello también tiene dispuesta marionetas.

Pero sus ambiciones no terminan allí. Y para eso qué mejor que tener a ‘la gran marioneta’…

Urgente 24

 

 

 

Un comentario

  1. Mas lo leo y más me empacho, es peor que comer ajo crudo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*