Destacado, Política

Scioli destruye la educación pública y privada en la Provincia

Mientras que la educación pública bonaerense padece problemas salariales, de infraestructura de perfeccionamiento y aplicación de sus docentes, el IPS a través de su titular lanza un ultimátum contra los establecimientos privados, con lo cual la educación en territorio de Daniel Scioli, tiene un futuro de pronóstico reservado. Sería la destrucción total de la educación bonaerense. Una insensatez total, mientras financian espectáculos artísticos gratuitos, subsidian obras de teatros, equipos de volei etc.

 

El presidente del Instituto de Previsión Social bonaerense (IPS), Mariano Cascallares, advirtió ayer que “ya no hay excusas” para que los propietarios de colegios privados continúen sin efectivizar los aportes jubilatorios de sus docentes y anticipó que se profundizarán las demandas judiciales contra esas instituciones.

“Ya no hay excusas para que continúen reteniendo dichas sumas de los sueldos de los docentes y no las aporten a la caja jubilatoria provincial”, manifestó.

El llamado del funcionario a regularizar los aportes lo realizó en el marco del anuncio de una nueva batería de acciones tendientes a recuperar los descuentos que les hacen a miles de docentes privados pero que no llegan en tiempo y forma al IPS.

Entre otras medidas, anunció el envío a la Justicia de las escuelas que tienen fuertes deudas previsionales, tal como realizó el año pasado, cuando se iniciaron 203 juicios a partir de los cuales 27 colegios se presentaron voluntariamente.

Además, dijo que se multiplicarán las inspecciones conjuntas con el Ministerio de Trabajo provincial, el envío de cartas documento y las notificaciones personalizadas a los docentes.

Cascallares señaló que desde diciembre de 2011 se lograron recuperar más de 330 millones de pesos en “aportes que habían sido retenidos a los trabajadores pero que nunca habían llegado al IPS”:

“Se bajó la morosidad del sector del 52 al 23% pero vamos por más”, anticipó el funcionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*