Ciudad

SADOP denunció maltrato, persecución y amenazas a docentes en escuela subvencionada

_190544_tapa_622014_122847En las últimas horas desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), denunciaron a los dueños del colegio Ortega y Gasset ante la oficina de Violencia Laboral del Ministerio de Trabajo. Dicho gremio aseguró que el propietario del establecimiento educativo Daniel Celani, afirmó que su sueño es «es sacarse de encima a todos los docentes afiliados”.

Asimismo los responsables de SADOP señalaron que Celani le dijo a una de las docentes del colegio Ortega y Gasset que reclamaba por diferencias salariales y el pago en tiempo y forma de sus vacaciones que

“me propuse celebrar 2015 depurando  a todos los que estén afiliados, voy a sacar de encima todos los que son de SADOP”.

En contrapartida el secretario Gremial  de la delegación local Rodrigo Miguel, explicó que “los dueños del establecimiento fueron citados por  el Ministerio de Trabajo de Nación que intervino tras la denuncia del sindicato”. Acto seguido continuó: “más allá de la convocatoria, no fueron a la reunión, mandaron un abogado y enviaron una carta  documento a SADOP desconociendo todo tipo de reclamo laboral  e intimando al sindicato a abstenerse de continuar con las acciones”.

La intervención del Sindicato se dio a partir de los múltiples reclamos que docentes –afiliados y no afiliados- hicieron por los malos tratos recibidos. Además de las históricas irregularidades cometidas por la escuela que recibe subvención estatal, Celani y su esposa Sandra Noe, persiguen a los docentes que reclaman sus derechos a través de SADOP.

Desde el gremio aseveraron que el empresario dijo “si un docente va al sindicato lo tomo como una puñalada en la espalda” y que su deseo para el 2015 era depurar la escuela de afiliados de SADOP. En el mismo sentido dijeron que la presencia del gremio les “produce un alto grado de insatisfacción”.

Para Miguel, más allá de la convocatoria realizada por el Ministerio, desde la escuela enviaron una carta a los docentes desconociendo todos los reclamos. “Decidieron continuar con el maltrato laboral que evidenciaron en las charlas que mantienen con los compañeros que reclaman por sus derechos”, explicó.

Finalmente destacó que “desde el SADOP continuaremos realizando las acciones y denuncias gremiales y legales que correspondan, presentaremos el tema ante los organismos pertinentes, entre ellos a la  Dipregep, solicitando  su intervención por tratarse de un establecimiento subvencionado que transgrede la Ley 13688 y es pasible de sanciones según lo establece el Decreto 552/12”.

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.