Básquet, Deportes

Quimsa se paseó por la ciudad; esta vez vapuleó a Quilmes

adc_quilmes_-_quimsa_01Quilmes poco pudo hacer contra la tremenda efectividad ofensiva de Quimsa (14/19 74% en libres, 16/31 52% en dobles y 17/26 65% en triples), cediendo el segundo juego en Once Unidos en lo que va de la temporada, al caer por 25 puntos, 72-97, con un gran segundo tiempo de Diego García con 23 de los 25 puntos que sumó en la noche, bien acompañado por Mainoldi con 18 y Battle con 14. En el local Cequeira con 18 y Baxley con 16 fueron los puntos más altos.

Arrancó muy parejo el partido, con Quilmes haciendo un buen trabajo defensivo con Ivory Clark como estandarte sacándole dos faltas en ataque a Robert Battle, bien acompañado por Gallizi en el poste bajo, mientras que en ataque el pick and roll entre el joven pivot con Cequeira y Baxley, más las buenas cortinas para tiros cómodos con pases extras eran una complicación para los santiagueños, sacando una luz de cuatro puntos, 10-14. Sin embargo, se “secó” en ofensiva sobre el final del parcial y la visita intratable desde el perímetro (4/6 en ese cuarto) y con una rotación más larga, le propinó un parcial de 2-10, para quedarse con el primer chico 16-20.

Quilmes dependió en exceso de lo que podía hacer Walter Baxley en ataque, al no poder encontrar otras vías de gol ni en los titulares ni en su acotado banco de suplentes, producto de la buena marca del conjunto de la “Fusión”, que como contrapartida si repartía sus puntos en varios hombres, llegando a sacar una luz de 11 puntos, 28-39, que al cabo de los primeros veinte minutos finalmente fue de 9 unidades, 30-39, gracias a otra “corajeada” del escolta americano.

Los santiagueños mantuvieron su producción ofensiva en el arranque del complemento con un parcial de 3-10, para sacar la máxima de 16 puntos (33-49). A partir de allí, el “Cervecero” ajustó la defensa, pudiendo encontrar puntos de contragolpe con Vildoza, Cequeira y Baxley, la especialidad de la casa, llegando a achicar la renta a nueve puntos, 40-49. Pero una vez más apareció Diego García, con todo su repertorio goleador (16 puntos en ese parcial), para que en un abrir y cerrar de ojos, vuelva a estirar la ventaja a la máxima obtenida, 45-61. El “tricolor” no se rendía y con mucho sacrificio trataba de acortar distancias, pero la noche desde el perímetro de los dirigidos por Santander era poco menos que perfecta (13/20 a esa altura del juego), por eso de cara a los últimos diez minutos seguían imponiéndose por 11 puntos, 57-68.

Poco cambió en los minutos iniciales del cuarto final, porque Quimsa seguía intratable en ataque propinándole un parcial de 4-12, de los cuales 9 fueron producto de tres triples, sacando una luz de 19 puntos, 61-80, ante un Quilmes que de a poco parecía bajar los brazos, producto de la gran noche de su rival en ofensiva, que con el correr de los minutos lejos de relajarse seguía muy concentrado en el juego, aumentando la diferencia, quedándose con la victoria por 25 puntos, 72-97.

Infoliga

Foto: Carlos De Vita

Los comentarios están cerrados.