Carta de Lectores

Provincia rica, Gobierno pobre

montoyaEl precandidato a gobernador bonaerense, Santiago Montoya, presidente del grupo Banco Provincia, salió al cruce de declaraciones de Florencio Randazzo, Ministro del Interior y Transporte, aspirante a la presidencia de la Nación. Este cuestiona la gestión de Daniel Scioli, como gobernador de la provincia, desvalorizando la figura de su rival, indicando que no gestiona.

Señala Montoya que “estamos con el mango justo, estiramos como chicle”. Pero “de todas maneras estamos llevando adelante una recuperación del salario de los docentes, que fue sustancial. Se incorporaron nuevos policías ¿De qué cuestionamiento a la gestión me hablan”. Y como Randazzo pidió que se consulte a los bonaerenses, aquí vamos con una opinión basada en realidades, no para ayudarlo al Ministro en su lucha, para defendernos nosotros, los habitantes de esta provincia y también a los de todo el país, tomando en cuenta la necesidad de un estadista que prevenga, se anticipe y proyecte con visión de futuro.

Cabe recordarle a Montoya que Scioli comenzó a gobernar nuestra provincia en el 2007. Ahora, en el 2014, con el agua hasta el cuello, con la educación con un mes menos de clases, mientras Mar del Plata tiene que pagar arreglos de escuelas, a tratar de negociar, lo que no hizo el año anterior y por eso el ciclo lectivo acotado, total.

En seguridad, luego de atacar con diferentes figuras y diversos planes fallidos, este año recién puede mostrar más agentes y patrulleros en la calle. Previo, la inseguridad al máximo nivel, los delitos, las muertes y la droga ganándose un lugar indebido y doliente en la comunidad. La salud cuestionada por los propios agentes provinciales en diversos centros, caso Mar del Plata.

Y hablando de agua, como nunca las inundaciones en nuestra provincia, por la falta de obras que prevengan estos desastres.

En tanto, el color naranja cubriendo de punta a punta, las calles, los cordones, las instituciones provinciales, los vehículos, los medios de comunicación. Hace poco veíamos en una revista para la mujer una publicidad de la Lotería de la Provincia, por supuesto con la frase obligada de Gobernación Daniel Scioli, presentando las bondades de las rutas provinciales (como son de lotería y le implantan el mensaje que nada tiene que ver con su función no vieron la 88 y otras tantas), la salud, la educación. El Banco Provincia, Arba y otros organismos cumpliendo la misma función de mostrar al candidato presidencial. Todo esto con nuestros impuestos. Para esto si pareciera que a los dineros provinciales “los estiramos como chicle”, conforme a lo manifestado por Montoya.

Y se viene el verano, con dos centros claves para el mensaje de campaña. Uno ubicado en el Paseo Hermitage y el otro cerca de Constitución, el Museo Mar, con ya incontables inauguraciones, que uno no sabe si es museo de arte contemporáneo o Museo Scioli, ya que su nombre brilla por todos lados. Todos estos son gastos, que podrían ser entendibles si estuviera lo otro expresado perfectamente cubierto. Si el Instituto de Previsión Social tuviera autonomía, perdida en manos del gobernador y si el IOMA tuviera un sistema justo, donde la madre de la Primera Magistrada, tuviera el mismo valor que cualquier otro habitante de la provincia.

Concluye el comunicado de Montoya así: “Tengo que rechazar totalmente las críticas a la gestión… Scioli logra mantener la gobernabilidad, incorporar policías y mantener al día el pago de las obligaciones del aparato público sin un mango partido por la mitad y con un sistema perverso». Ya que no aclara lo de perverso, hacemos nuestra propia interpretación conforme a lo analizado y le damos la razón, es perverso. Por eso, a confesión de parte, en provincia rica, gobierno pobre.

Miguel Toscano

Los comentarios están cerrados.