Política

Pitrola: «La CGT no tiene mandato de los trabajadores ocupados y menos aún de los desocupados que están en plan de lucha»

Pitrola dijo: «La CGT no tiene mandato alguno, ni de los trabajadores ocupados y sindicalizados y menos aún de los desocupados que están en plan de lucha. La central obrera ha ido a «asesorar» al gobierno cómo enfrentar la catastrofe social que se agravó a partir de la última devaluación con más carestía y más más cierres de fuentes laborales y, por lo tanto con mayor caída del poder adquisitivo de salarios y jubilaciones y con más desocupación y hambre, lo que tiene expresión en la huelga y cortes de ruta de los docentes y estatales neuquinos, en el paro que habrá mañana de ATE y Conadu Histórica, en diversas ocupaciones de fábricas y acampes y en el plan de lucha que protagonizan las organizaciones sociales.”

«Pero Daer y los demás no tienen mandato de asambleas de los sindicatos, donde el reclamo que surgiría es la inmediata reapertura de paritarias, sin esperar índice alguno, porque las familias trabajadoras saben los precios de las góndolas. El salario y las jubilaciones requieren aumentos de emergencia inmediatos y actualización por inflación. Lo que se está ejecutando es una rebaja histórica por la vía de la devaluación monetaria que dejará hundido en la miseria al movimiento obrero activo y pasivo ante el comienzo del próximo gobierno. El plan de lucha es ya para recomponer salarios y jubilaciones ya.»

Pitrola finalizó «En cuanto a los desocupados que se organizan al margen de toda cooptación oficial, como el Polo Obrero y todas las organizaciones que participan del plan de lucha en marcha, son muy precisos y son resorte del gobierno para ejecutar de inmediato, no necesita ley alguna. El operativo parlamentarizador del reclamo es un desvío distraccionista para priorizar al ajuste por sobre el hambre: los programa deben ser abiertos para la enorme cantidad de desocupados desamparados, el monto debe ser severamente actualizado, la ayuda alimentaria debe aumentar de inmediato a toda la red de comedores y el precio de la asignación por niño en los comedores escolares de la provincia y del país debe elevarse a $100 de los miserables $33 actuales en la provincia de Buenos Aires.»

«Por eso, reclamamos un congreso de delegados y dirigentes mandatados por asambleas de todos los sindicatos y centrales, de ocupados y desocupados, para resolver el programa y el plan de lucha para que otra vez la crisis no la paguen los trabajadores.»

Un comentario

  1. y vos de que laburas…cara de hambre no tenes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*