Zonal

Pinamar con menos cuatriciclos, confusión sobre las calles seguras y fuertes controles en La Frontera

Este verano debuta una ordenanza sobre el uso y recorridos posibles para estos vehículos. Desde la oposición dicen que se hizo “a las apuradas” y “no soluciona el problema de fondo”. Enojo de los vecinos contra el intendente

Texto: Eduardo Aller
Fotos: Daniel Olivero

Como consecuencia de las nuevas reglamentaciones, la circulación de cuatriciclos y areneros (UTV) en Pinamar se concentra este verano en la zona conocida como La Frontera, el extremo norte donde las playas son amplias y los médanos son anchos y altos. Es un destino exclusivo, al que sólo se puede ingresar con esos rodados o con camionetas 4×4.

A pesar del control de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la Policía Bonaerense y del Municipio en el ingreso, arena adentro todavía puede verse algunas infracciones,como la  no utilización del casco o menores al manejo. No obstante, todos los conductores consultados coincidieron en que la cantidad de cuatris este año es mucho menor que en 2018. “Casi no hay”, dijo uno de los entrevistados.

En los retenes, agentes de tránsito y policías piden registro, VTV, seguro, papelesl, elementos de seguridad y hacen respetas la cantidad de personas por unidad. Los agentes de la ANSV se quejan por la permisividad de sus pares locales.

La vedette son los UTV. Muchos turistas parecen haberse pasado a este tipo unidades para ahorrarse dolores de cabeza. Sabían, seguramente, que los cuatriciclos iban estar bajo la lupa. Sin embargo, aunque muchos no sepan, las disposiciones son las mimas para estos que parta aquellos. Por ahora, zafan más.

Los veraneantes más antiguos son los que más  se quejan. Es más, un conductor de una 4×4 se quejó con INFOCIELO de que cada vez “se prohibía más” en una ciudad que “nació por los cuatriciclos”. El reclamo puntual es por una serie de empalizadas colocadas por la Comuna para restringir los recorridos aún en la parte de libre circulación.

Es que Cambiemos pinamarense quedó entre la espada y la pared cuando María Eugenia Vidal reglamentó la ley provincial obligó a los distritos costeros a regular espacios seguros en las bajadas al mar y corredores seguros en las calles urbanas. El  oficialismo se vio en el brete de enfrentar al sector de mayor poder adquisitivo y a las familias que no votan acá pero son influyentes.

Frente a esta situación, según la oposición, el intendente macrista Martín Yeza y su bloque de concejales buscaron hasta último momento que “todo Pinamar sea un corredor seguro”, según comentó a este portal Carlos Conti, concejal de Unidad Ciudadana. Fue la presión del vecinalismo de PROPIN la que evitó que eso sucediera.

Desde el kirchenrismo comentan que la ordenanza se sacó “a las apuradas” y finalmente no resuelve del problema de fondo porque varias hectáreas privadas quedaron exentas. “La mayoría de los accidentes se dan en eses lugares”, analizó el edil.

Para el secretario de Seguridad de Yeza, Martín Yeannes, la aplicación de esta modalidad es un “éxito” y evaluó como “satisfactorio” el operativo hasta el momento. No obstante, INFOCIELO pudo constatar que falta señalización y un mensaje claro sobre las arterias de exclusión. La confusión más delicada, por el intenso tránsito peatonal, se en la Avenida del Mar (la costanera): no es un corredor habilitado pero se usa como tal.

Con el decreto 32/2018, Vidal reglamentó las modificaciones a la Ley 13.297, el Código de Tránsito bonaerense, el cual adhiere a los preceptos básicos de la Ley de Tránsito nacional (24.449) y de la 26.363 (de creación de la ANSV), las cuales incluyen exigencias para los cuatriciclos. Ese texto establece que las comunas deben disponer “Corredores de Circulación Segura”, “Zona de Circulación Segura” y “Predios de Uso Seguro”. Estas  nuevas reglas son parte de la Ley 15002.

En el HCD, se agregó que además deberán “portar una antena de dos metros de largo, con un banderín en la parte superior, que permita su individualización en los terrenos irregulares”. Por ser el primer año de estos requisitos, hay una apuesta a la concientización, por lo que, muchas veces, la charla informativa aparece antes que la multa.

Fuente: INFOCIELO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*