Básquet, Deportes

Peñarol cerró el año con una sonrisa

tapa16-700x400Un irregular Peñarol, que por momentos mostró la solidez que le permitió ser el campeón de la pasada temporada y que por otros estuvo lejos de su nivel, trabajo más de la cuenta ante un duro rival como Bahía Basket, que le dio lucha hasta el cuarto parcial donde el milrayitas logró quebrarlo para quedarse con la victoria por once puntos, 69-58, cerrando el 2014 con una sonrisa.

Los goleadores en el ganador fueron Justin Giddens (23), Martín Leiva (17) y Adrían Boccia (12); mientras que en el perdedor hicieron lo propio Ariel Eslava (10) y Levy con 9 unidades.

Tras un inicio errático por ambos lados, Peñarol tomó el control de las acciones de la mano de Giddens y Leo Gutiérrez, llegando a sacar una luz de 6 puntos, 12-6, sin embargo la visita reaccionó con el ingreso de Lucio Redivo y Diego Gerbaudo, propinándole un parcial de 0-7 (12-13), pero el milrayitas tuvo un mejor cierre de la mano de su extranjero quedándose con el primer chico por 3 puntos, 20-17.

Ni los relevos del dueño de casa, ni el de los bahienses estuvieron efectivos en el aro rival, volviendo tedioso y aburrido el segundo parcial, producto del bajo goleo que promediando el mismo era de 5-2 (25-19) a favor de los de Rivero. En esa dinámica salieron favorecidos los de Ginobili que dentro de los bajos porcentajes halló distintas vías de gol, mientras que el milrayitas solo encontró puntos en Giddens, Boccia, Leo y Leiva en esa primera mitad que finalmente quedo en manos de Bahía Basket por la mínima, 29-30.

Los primeros minutos del complemento fueron mucho más entretenidos que los veinte anteriores, con ambos equipos intercambiando punto por punto e imprecisión por imprecisión, por lo que ninguno podía hacerse del dominio del pleito. Un buen ingreso de Luciano Massarelli con 5 puntos, inclinó la balanza a favor del milrayitas (51-45) cuando restaban poco más de dos minutos por jugar, generando que el banco visitante solicitara minuto para frenar el envión de su oponente. Sin embargo la medida no tuvo el resultado deseado, ya que sus muchachos seguían sin encontrar fluidez en la ofensiva, por eso de cara al cuarto de la verdad Peñarol se imponía por 6 puntos, 53-47.

Los de Rivero con intensidad defensiva y con una enorme tarea de Giddens y Leiva en el aro de enfrente, sacaban una renta de 9 puntos (59-50) cuando promediaba el último cuarto, ante un elenco bahiense que seguía trabado en su ataque facilitándole las cosas a un irregular milrayitas, que tiene pasajes donde saca a relucir toda su calidad individual y momentos en lo que dista de su real nivel. Así las cosas con el correr de los minutos, el elenco marplatense fue consolidando su último triunfo en este 2014, esta vez por once puntos, 69-58.

Infoliga

Foto: Demián Schleider

Los comentarios están cerrados.