Ciudad

PAMI: principio de acuerdo con las farmacias

El compromiso asumido ayer por el PAMI de pagar el 75% de la deuda que reclaman las farmacias destrabó el conflicto que impidió esta semana la entrega de medicamentos a los afiliados, según informaron las propias entidades profesionales.

Según adelantaron ayer la Confederación Farmacéutica Argentina (CoFa), la Federación Argentina de Cámaras de Farmacia (FACAF), la Federación Farmacéutica de la República Argentina y la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina, el PAMI “ha dispuesto la concreción de un pago especial equivalente al 75% de la deuda que el administrador tiene con las farmacias, con la condición de que el mismo sea transferido totalmente para atender este concepto”.

La oferta del director Ejecutivo del PAMI, Carlos Regazzoni, a los farmacéuticos fue realizada respondiendo a la “demanda coyuntural”, mientras se siguen discutiendo los alcances y contenidos de un nuevo contrato que regule las relaciones entre la industria, las farmacias y el Instituto, se explicó ayer en un comunicado difundido por la FACAF.

Asimismo, las cuatro entidades destacaron que ante el vencimiento del plazo de vigencia del contrato con la Industria, el PAMI ha dispuesto una prórroga del mismo hasta el próximo 31 de enero de 2017.

No obstante haber prestado conformidad a la propuesta formulada por Regazzoni, los representantes farmacéuticos dijeron que “resulta evidente que la Industria continúa sin estar a la altura de las circunstancias: su preocupación central sigue siendo la colocación de unidades al mayor precio posible, mientras el PAMI tenga fondos para pagarlos y las farmacias soporten la pesada carga de financiarlos”.

Por su parte, Regazzoni propuso un cuarto intermedio en las negociaciones que lleva adelante con los representantes de las entidades farmacéuticas de todo el país, “con el fin de garantizar el correcto acceso de los afiliados a sus medicamentos”.

“PAMI invita a los representantes de las entidades a una mesa de diálogo permanente para lograr una solución que garantice el correcto desempeño de la dispensa de medicamentos, en beneficio de la salud de los afiliados”, señaló un comunicado difundido ayer por el Instituto.

“Desde el inicio de esta gestión -expresó Regazzoni- las puertas al diálogo siempre estuvieron abiertas y, durante los distintos encuentros con el sector, PAMI siempre reconoció los intereses particulares de las farmacias, todo en miras de las correcta prestación del servicio y la dispensa de medicamentos”.

“PAMI confía plenamente en el diálogo y en la responsabilidad de los sectores involucrados para lograr una solución definitiva a este conflicto”, puntualizó la entidad.

Este martes representantes de los profesionales farmacéuticos denunciaron que los laboratorios “registraban con ellos deudas desde septiembre” y que las droguerías les estaban cortando la reposición de los medicamentos.

Los comentarios están cerrados.