Ciudad

Oporto reconoce que están dispuestos a discutir aumentos, pero para 2010

El ministro de Educación bonaerense, Mario Oporto, afirmó hoy que no habrá un llamado a paritarias para lo que resta de 2009 y aseguró que están dispuestos a discutir una suba de salarios, pero recién para 2010. Esto, luego de conocerse que el Frente Gremial Docente convocó a dos paros para los días 29 de octubre y 3 de noviembre.

En este contexto, el funcionario aseguró que si bien siempre apuesta “a no romper fuentes de diálogo” lo que “corresponde” es descontarles el sueldo a los docentes que no concurran a trabajar esos días. “Pero no quiero agregar más problemas. La verdad que es fructífero el diálogo. No deseo descontar, pero tengo que descontar”.

Oporto manifestó, en declaraciones a LU6, que “nosotros fuimos claros en la última paritaria” y eso quiere decir que “en 2009 no habrá aumentos salarial; estamos dispuestos a abrir la discusión para 2010”, por lo que consideró “bueno” hacerlo desde noviembre en vez de febrero, como siempre se hace. Y recordó que este año, en 20 días, hubo 11 acuerdos paritarios.

Consultado sobre si, como siempre, aparecerán los fondos sobre la hora para evitar la medida de fuera, el ministro de Educación fue categórico: “no, de ninguna manera”, señaló y agregó: “nosotros hemos cerrado el ejercicio 2009, tendríamos que recurrir a recursos que no tenemos”.

Para el funcionario “este fue un año muy difícil para nuestra provincia, y a pesar de eso dimos un aumento. Luego mejoramos el salario con una cuota nacional a partir de julio”. Ante esto, consideró que desde julio “estamos muy abocados a cumplir con el plazo de salario. Había quienes decían que no se iba a hacer y estamos ocupados en hacerlo”.

No obstante, Oporto se quejó por la decisión de los gremios porque “daña mucho” y destacó que esto se combina con los paros que hacen los auxiliares. “Un día un paro de uno, otro día un paro de otro. Pero los alumnos son las mismas personas que un día no tienen clases por parte de los docentes y otro día por los auxiliares”, sentenció.

En este sentido, el funcionario provincial aseguró tener “una disposición al diálogo que es innegable” y destacó que “podemos tener coincidencias y disidencias”. Aunque reconoció que “en el único momento que tenemos disidencias es a la hora de negociar el salario”. Por eso la vocación es “mejorar la situación laboral de los docentes”.

Los comentarios están cerrados.