Policiales

Octogenario mató de un tiro malviviente marplatense en su casa de Florencio Varela

am6cntzxqqqpl_gpd5dxehpzyslaurwofwco3rhmeri4Un valiente octogenario portugués, dio muerte a un ex convicto oriundo de nuestra ciudad que pretendió desvalijar su vivienda, en un nuevo caso de justicia por mano propia. El tremendo hecho se registró en la localidad bonaerense de Florencio Varela y se asegura que otros dos marginales lograron fugar a bordo de un vehículo con rumbo desconocido. Las autoridades resolvieron no detener al octogenario, debido a que consideraron que obró en legítima defensa.

Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que el hecho se produjo a las 22.05 del miércoles pasado cuando el anciano, identificado como Manuel, de 82 años y nacido en Portugal, se hallaba en su finca situada en el cruce de la avenida General José de San Martín y calle 24, ocasión en la que un sujeto ingresó al inmueble, donde amenazó al damnificado con fines de robo.

Manuel, que vive solo, se resistió al asalto y con rapidez, logró apoderarse de una escopeta de caza Bayard 16, la que utilizó para efectuarle un certero disparo en la región torácica al malviviente. Pese a estar gravemente herido, el delincuente abandonó la casa y quiso escapar a la carrera, pero se desplomó sin vida en un terreno baldío ubicado a pocos metros de la vivienda habitada por el jubilado.

Los pesquisas policiales de la comisaría Segunda de Florencio Varela concurrieron al escenario del sangriento asalto identificando al occiso como Rodrigo Armando López, de 27 años oriundo de Mar del Plata.

En tal sentido, los investigadores determinaron que López era un ex convicto, quien permaneció alojado, entre 2006 y 2011, por el delito de “Robo”, en la cárcel de Batán.

Asimismo, se informó que el malviviente había concurrido a visitar algunos familiares afincados en Florencio Varela, cuando resolvió ingresar a la casa del abuelo justiciero. Algunos habitantes del vecindario dijeron que al menos otros dos asaltantes se dieron rápidamente a la fuga en un rodado que hasta el momento no pudieron describir con precisión.

En la tarde de ayer los policías realizaron diferentes procedimientos con la intención de localizar a los otros sospechosos. El justiciero se encuentra actualmente en libertad, porque desde la Justicia consideraron que obró en legítima defensa, tras ver amenazada su vida mientras estaba dentro de su domicilio.

A su vez, el cadáver de López fue trasladado por las autoridades a la morgue que está en el cementerio de Ezpeleta.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio en legítima defensa privilegiada”, el doctor Hernán Bustos Rivas, fiscal de la Unidad Funcional 5 de Florencio Varela, dependiente del departamento judicial de Quilmes.

mdphoy – crónica

Los comentarios están cerrados.