Zonal

Necochea: la causa por la fiesta clandestina del intendente pasó a la justicia federal

La denuncia que se había radicado en donde el intendente y funcionarios locales habían realizado una fiesta en plena cuarentena, recayó a manos de un juzgado federal. En Necochea, la circulación del Covid-19 se dio por otra fiesta clandestina: un Baby shower.

La causa que investigaba la fiesta clandestina que el intendente Arturo Rojas había realizado el pasado 22 de abril en Necochea, pasará a la justicia federal.

Según se detalla en el parte policial, tras un llamado al 911, los presentes en el domicilio ubicado en calle 101 y 30 se encontraban “completamente alcoholizados”.

Ahora, la denuncia que había sido radicado en la fiscalía provincial “declinó” y consideró que la causa debía ser investigada por la justicia federal.

Uno de los puntos que podría haber disparado esta decisión es el hecho de que aseguran que la policía local intentó “encubrir” lo sucedido en la fiesta clandestina.

En Necochea, el único brote de Covid-19 que se dio, había sido producto de un hecho insólito: un “baby shower” clandestino que disparó el virus en varios de los presentes e incluso todavía está en duda si el propio bebé podría estar contagiado.

Pero antes había ocurrido la fiesta que tuvo como principal gravedad la participación del propio intendente. Sin embargo, tanto el intendente como los miembros de su partido, FE, aseguraron que se trató de una “opereta política” y buscaron minimizar el caso.

Fuente: INFOCIELO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*