Zonal

Necochea: el intendente y un sorprendente respaldo a Kicillof

El intendente de Necochea, Arturo Rojas, fue electo por Juntos por el Cambio. Hoy estuvo junto a Axel Kicillof y pareció más “K” que La Cámpora.

 

blank
Arturo Rojas bancó fuerte a Kicillof durante su visita a Necochea.

El intendente de Necochea, Arturo Rojas, recibió hoy en su distrito a una comitiva encabezada por el gobernador Axel Kicillof, y acompañó al Gobernador a la hora de brindar el informe epidemiológico semanal y en la conferencia de prensa que siguió al evento.

La actitud no sorprendería de parte de un intendente del oficialismo, pero no es el caso. Rojas fue electo por la boleta de Juntos por el Cambio, hizo campaña junto a María Eugenia Vidal y hasta fue funcionario de esa administración, como presidente del Consorcio del Puerto de Quequén.

El problema es que su espacio, el partido FE, del extinto Gerónimo “Momo” Venegas, perdió peso específico en la coalición y migró, junto a sus intendentes -gobiernan además San Pedro, de la mano de Cecilio Salazar-, más cerca del FDT.

Hoy, pareció más kirchnerista que Mayra Mendoza. En primer lugar, por su efusiva defensa del plan de vacunación y las furiosas críticas hacia quienes lo denostan desde la oposición.

Rojas recordó que Kicillof fue “uno de los primeros en vacunarse” y que promovió, en reuniones con intendentes, que los Jefes Comunales formaran “parte de la campaña” para “demostrarle a la ciudadanía que la vacuna era confiable y era la única salida hacia la libertad”.

En ese marco, pidió “recordar” que en ese momento “parecía tremendo vacunarnos” y ahora parece “tremendo que nos hayamos vacunado”, en relación a las acusaciones por las vacunas VIP.

En ese momento, durante el año pasado, no sólo había dirigentes de diferentes signos políticos opositores haciendo la campaña antivacunación, como lo hicieron medios periodísticos“, agregó, en modo 678.

En el caso de Necochea, recordó, hubo “personal de salud militando en contra de la vacuna”, que, dijo, “ni siquiera estaba aprobada para mayores de 60 años, cuando los intendentes salieron a poner el cuerpo”. “No me arrepiento”, insistió.

No se quedó ahí. Más adelante hizo consideraciones del tipo político que muchos dirigentes K no se atreverían a realizar.

Algunos dirían que se puso un poco meloso. Recordó su primer encuentro con Kicillof, en el que planteó que estaba en una situación en la que no podía “ni siquiera pagar los sueldos”.

Por eso trató de reconocer que “a pesar de haber transitado la campaña electoral en veredas opuestas, (Kicillof) no tuvo ningún tipo de distinción a la hora de atendernos, de bajar programas, de mandar un mensaje y de recibirnos para trazar líneas y trabajo en conjunto”.

Por eso no dudó en darle un fuerte respaldo político, con críticas a la oposición de la que supo formar parte. “De manera miserable quieren llevar una campaña electoralista con lo que tiene que ver con la vacunación y lo mismo quieren hacer con el tema educativo”, disparó.

INFOCIELO

Los comentarios están cerrados.