Ciudad, Información General

Nacho Viale: cómo vivir de la abuelita y ganar poder

El programa de Mirtha Legrand en el centro de la polémica luego de las explosivas declaraciones de Natacha Jaitt. Acusaciones cruzadas y la peligrosa convergencia entre periodismo y redes sociales.

8 Comentarios

  1. Y bueno, es esto o esperar a cobrar la herencia.

  2. Que página sorete sos como se te nota que sos servil al ladrón de Florencio Aldrey Iglesias decile que cuente por que Mirta Legrand lo mando a la puta que lo parió y se fue del Hermitage jajajajaja sorete

  3. No pasa nada en Mar del Plata como para tener que ocuparnos de la familia Legrand?

  4. Un chupasangre y encina la hiso quedar para el orto a su abuela con la invitacion del GATO de natacha

  5. Cuantos miles de comentarios suscita la nota….! (Aqui va el mio). Ahhh…! Nada. Es ésto. Solo.

  6. Intenciones tendrán los editores – Que desconocemos, claro – en publicar una nota con tres o cuatro comentarios sobre un universo de alrededor de 1.000.000 de personas….

  7. Ninguno de los afectados ha dicho aún lo que se esperaba, lo más simple: “Soy inocente”. Tampoco ninguno ha condenado la pedofilia todavía. Solo han salido a hablar en tropel de una imprecisa “operación”. Otra vez: aún no han dicho quién la habría motorizado ni por qué.
    Lo único que han hecho es salir en coro a pronunciar frases idénticas y sobreactuadas, lo cual los puso en una situación difícil de explicar. Si Jaitt está “completamente loca”, como dijeron algunos de los colegas, ¿por qué preocuparse en sus dichos? Más aún: ¿Para qué contestarle?
    Los periodistas que acusaron a la “mediática” de señalar sin pruebas a referentes de la política, los medios y el espectáculo, son los mismos que suelen levantar sus dedos acusadores a diestra y siniestra sin aportar jamás un solo indicio de sus dichos. ¿En qué quedamos, muchachos?