Ciudad, Información General

Murió el anciano de 87 años que había sido asaltado y golpeado en un robo en su casa

blank

Se produjo en Mar del Plata. El miércoles pasado se metieron ladrones en la vivienda del jubilado y lo agredieron. Por las heridas fue internado en el HIGA. Mejoró y lo dejaron ir. este mediodía lo hallaron sin vida en el patio

Un anciano de 87 años que el miércoles pasado había sido asaltado y golpeado por delincuentes que ingresaron a robar en su casa del barrio Parque Camet, en la ciudad de Mar del Plata, fue encontrado muerto en su vivienda este mediodía, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de José Pingitore (87), quien había sido golpeado el miércoles último durante un asalto a su casa de la calle Sciocco al 3000, del barrio Camet, y había sido atendido durante algunas horas en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde tras recibir las curaciones había sido dado de alta.

La sospecha de los investigadores es que el anciano tuvo una muerte natural, aunque la fiscalía aguardaba los resultados de la autopsia para determinar si el fallecimiento tuvo relación con los golpes que recibió durante el asalto.

Según las fuentes policiales, el robo ocurrió cuando dos hombres lograron ingresar a su casa por una puerta lateral y lo golpearon y amenazaron para que les dijera dónde tenía guardado dinero.

Los investigadores aseguraron que finalmente los delincuentes huyeron sin robar ningún objeto de valor.

Pingitore había sido trasladado al HIGA pero recibió el alta de los profesionales médicos en el mismo día.

La investigación del hecho sigue a cargo del titular de la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) 13 especializada en robos calificados a viviendas, que conduce Mariano Moyano.

Por el asalto fue detenido un sospechoso. Se trata de un joven de 26 años.

Fuente: INFOCIELO

2 Comentarios

  1. Mierdas humanas, los adultos mayores quedan vulnerables después de semejante experiencia. Merecen pena de muerte o perpetua de cumplimiento efectivo.

  2. Luis Horacio Crosina pena de muerte la perpetua no me conforma para nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*