-Boletín-, Política

Montenegro impulsa beneficios extras a Aldrey Iglesias: los pagan vecinos y vecinas

blank

 

Un grupo de municipales y provinciales, estudia por estas horas realizar en simultáneo una presentación ante el Concejo Deliberante y ante el Tribunal de Cuentas bonaerense Delegación General Pueyrredón, en la cual solicitarían dejar sin efecto la “addenda” celebrada el 27 de noviembre de 2020 entre el Intendente Guillermo Montenegro y el empresario Florencio Aldrey Iglesias.

A raíz el conflicto suscitado en 2019 entre el gobierno municipal, por entonces encabezado por Carlos Arroyo, y la Unidad Turística Fiscal “Emprendimiento Paseo Las Toscas y Paseo Hermitage”, propiedad del dueño del diario “La Capital”.

blank

En las mismas, se hace referencia a que dicha “addenda” se muestra frágil en sus conceptos principales, a la vez que menciona la existencia de intereses creados, afectando principios básicos que rigen la Licitación Pública.

También se subraya que la Municipalidad de General Pueyrredón quedaría en una posición desventajosa respecto a la firma de Aldrey, de aprobarse la misma, que actualmente se encuentra en la Comisión de Turismo para su tratamiento a la espera de diversos informes técnicos que solicitaron los ediles.

La Unidad Turística Fiscal en cuestión es explotada por Florencio Aldrey Iglesias, a través de la firma Hermitage SA, desde 1999, con vigencia hasta 2029. Comprende 11.000 m2, compuestos por 3 balnearios, 248 cocheras, un anfiteatro, diez locales. Y un casino, llamado “Casino del Mar”, ubicado frente al famoso Hotel Hermitage.

En verdad, la sala de juegos es explotada por la firma Boldt SA desde el 21 de febrero de 2005, que había firmado con Hermitage SA en el año 2004 un contrato a través del cual se estableció como precio de locación una suma de 30 mil pesos, además de pagar al Estado el 3,5% de las ganancias producidas por las máquinas tragamonedas.

Sin embargo, la firma de Aldrey Iglesias obligó a Boldt a pagarle 10 mil pesos más por la locación, y esos datos no fueron informados al Municipio. Pero esta maniobra recién se supo en el verano de 2019, durante el gobierno local de Carlos Arroyo.

Pero sucedió algo mucho peor. A partir de la verificación de los contratos, se reveló que Hermitage SA le abonaba al Estado municipal en concepto de canon por la explotación del predio la irrisoria suma de $9.000 por mes, desglosada en $8.300 por los balnearios, cocheras y locales, y sólo $833 por el Casino. Es decir, que la firma propiedad de uno del empresario español recaudaba aproximadamente unos $15 millones anuales solamente por parte de Boldt, y pagaba apenas alrededor de $100.000 por año.

Según declaraciones del por entonces Secretario de Hacienda municipal, Hernán Mourelle, “con ese canon las arcas públicas dejaron de recaudar 84 millones de dólares”lo que implicaba el presunto delito de defraudación al fisco. La aprobación del acuerdo había tenido lugar en 2005, durante la administración local del ex radical K Daniel Katz, en el cual se dispuso el monto del canon sin cláusula de ajuste y fijo en pesos.

De acuerdo al tipo de cambio de marzo de 2019, equivaldría a un 25% del presupuesto de aquel año. Por lo que el 27 de marzo, el ex Intendente Arroyo firma el decreto 623/19 estableciendo la caducidad del “Paseo Hermitage/Las Toscas”.

Luego de muchas idas y vueltas, finalmente el 4 de junio de 2019 se celebró el llamado “Acuerdo Transaccional”, al que se llegó, según rememora hoy Mourelle, “gracias a la presión que ejerció la firma Boldt, ya que Aldrey quería ganar tiempo a la espera de las elecciones”.

El convenio determinó, especialmente en sus cláusulas 12 y 13, que “Hermitage SA” debía abonar en concepto de canon anual, hasta el fin de la concesión, un 30% de las sumas a percibir por todos los contratos que celebrara con terceros por los locales comerciales y demás espacios que sean objeto de locación, y también el 3.5% de la rentabilidad bruta producida por las máquinas electrónicas de juegos de azar habilitadas en el “Casino del Mar”, además del pago de una suma de $10 millones pagaderos en 5 cuotas.

Además, 2 de los 3 balnearios pasaban a ser públicas de libre acceso, uso gratuito y equipados, a cargo del concesionario con módulos gastronómicos, baños y la provisión de sombrillas en el 40 por ciento del área de arena seca.

Si bien aquel acuerdo no establecía una suma fija, de acuerdo a los valores de la época, se estimaba que iban a ingresar a las necesitadas arcas municipales aproximadamente entre $ 12 y 15 millones anuales. Una suma infinitamente superior a los $100.000 por año que ingresaban hasta aquel año.

blank

Pero en octubre de 2019, fue electo un nuevo Intendente, Guillermo Montenegro, y tal como especulaba el empresario español, todo cambió. El acuerdo alcanzado por la anterior administración local nunca se aplicó, y el 27 de noviembre de 2020 el actual jefe comunal y Aldrey Iglesias firmaron la “addenda” por medio de la cual se ratificó por parte del segundo el cumplimiento de aquel convenio pero con una gran modificación: el monto del canon.

El cambio introducido por Montenegro estipuló directamente un canon fijo y anual por la temporada 2019/2020 de solamente $1.243.294 (es decir, unos $103.607 por mes), que a partir de la temporada 2020/2021 incluiría una actualización por inflación.

En sus párrafos más destacados, califica a la metodología dispuesta en el acuerdo anterior para la determinación del canon como “inconveniente e ineficaz”, apoyándose para tal aseveración en que “la situación actual generada por la emergencia sanitaria decretada a raíz de la existencia de la pandemia por Covid-19 varía el contexto tenido en consideración al momento de establecer dicha fórmula”, por lo que “resulta imperioso establecer una reformulación del mecanismo establecido para la actualización del canon anual”.

En números concretos, la Municipalidad de General Pueyrredón recaudará por la explotación de un predio de 11.000 m2 con locales, cocheras y balnearios $1.300.000 en vez de $12.000.000.-. Luego de un 2020 para el olvido, y con la ciudad habiendo sufrido la peor temporada de su historia, con 42% de pobreza y elevados índices de desempleo, esta “addenda” no deja de llamar la atención.

Cabe recordar, así mismo, que la primera lista de 70 vacunados vip contra el coronavirus que difundió el Gobierno Nacional, luego de la crisis generada por las confesiones de Horacio Verbitsky que derivaron en la salida de Ginés González García del Ministerio de Salud, se confirmó la presencia entre los privilegiados de Florencio Aldrey Iglesias, así como sus familiares Dolores Noya Aldrey, Matilde Noya Aldrey y Lourdes Noya Aldrey, quienes figuran como accionistas en varias de sus empresas. Su inclusión tal vez sea una de las más indignantes, a pesar de sus casi 90 años.

La revelación de la vacunación de Aldrey resulta aún más indignante cuando Mar del Plata tiene el 25% de su población mayor a 60 años , de los cuales aún no inoculó ni siquiera a la mitad de ellos en plena segunda ola.

Ver Acuerdos completos: 

Acuerdo transaccional 2019

Acuerdo 2020

Pablo Portaluppi

pabloportaluppi01@gmail.com

2 Comentarios

  1. blank EDUARDO Andriotti Romanin

    Muy buena descripción y cierta que fija los términos de poder en la Mardel real
    Seria bueno que algún Concejal solicitara información al Dep
    Ejecutivo sobre la realización del acuerdo
    ¡¡ Una vez más el poder del Príncipe se desplaza a los poderes fácticos y mediáticos encarnados por Don Florencio y la dirigencia política local sigue Silencio.!!!

  2. Es inconcebible que ALDREY siga haciendo realidad sus caprichos ante el silencio de las autoridades y Concejales; habria que juntar firmas para denunciar todos los hechos colocando una mesa en la Peatonal o frente a la Catedral con una foto del despreciable sujeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*