-Boletín-, Ciudad, Policiales

Miramar: Enfrentamiento entre vecinos y policías tras el asesinato de un joven a manos un efectivo

Familiares, vecinos y allegados a un joven asesinado durante la madrugada en la vecina localidad de Miramar protagonizaron esta mañana un enfrentamiento con la Policía en medio de las tareas de recolección de pruebas.

Si bien todavía no hay precisiones de las circunstancias en las que se produjo la muerte del chico, se sabe que un policía fue el autor del disparo en la zona del pecho que terminó con la vida de Luciano Olivera, de 16 años.

La primera versión policial que circuló fue que el efectivo quiso identificar al adolescente que iba en moto, se dio una persecución y allí efectuó el disparo que según dijo, “se le escapó”.

La fiscal Ana María Caro se hizo presente en el lugar y poco antes de las 09:00, luego de que el cuerpo del adolescente fuera retirado y mientras los peritos de la Policía Científica trabajaban en la escena del crimen. Allí se desató un enfrentamiento entre familiares, vecinos y allegados al adolescente y la Policía.

La gente comenzó a arrojar piedras y otros elementos contra los móviles policiales, quienes intentaron repeler las agresiones con postas de gomas y gases lacrimógenos.

El crimen de Luciano

Luciano Olivera, de 16 años, fue asesinado de un disparo en el pecho por un efectivo de la Policía Bonaerense, quien quedó detenido tras el hecho. Según confirmaron fuentes policiales a NA, todo ocurrió esta madrugada alrededor de las 04:00 cuando el joven, que se encontraba en la plaza de Miramar en una moto, intentaba ser identificado por efectivos del Comando de Patrulla local. En ese momento, y según la versión policial, el joven se dio a la fuga por lo que fue perseguido y se emitió un alerta radial.

Rápidamente un patrullero lo interceptó de frente en la calle 8, entre 34 y 32, y allí, según dijeron los efectivos que participaron del operativo, el joven detuvo la marcha de la moto. Personal policial descendió del móvil y el chico se dirigió directamente hacia el oficial Maximiliano González, quien preventivamente sacó su arma reglamentaria de la cual se habría escapado accidentalmente un disparo que impactó en el tórax del adolescente.

Si bien se solicitó asistencia de una ambulancia, cuando la misma arribó al lugar el joven ya había fallecido. Sin embargo, amigos de la víctima contaron que el chico “se asustó y se fue” cuando los agentes le dieron la voz de alto en el control policial, y que además cuando empezó una breve persecución hubo una pelea y gases lacrimógenos.

Tras disparar contra el joven, el efectivo fue trasladado a un hospital de la zona con una crisis de nervios y quedó con custodia. La investigación está a cargo de la fiscal Ana María Caro y de la Policía Federal.

Fuente: Noticias Argentinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*