Política

Massa de cartonero kirchnerista a piquetero: de la avenida del medio a la banquina del mal

Los Rodríguez Saá lidian entre ellos por el feudo que explotaron. Massa en la jefatura de ministros sucedió al candidato presidencial Alberto Fernández en el gabinete de CFK. El baluarte del Frente Renovador ya  perdió el control político de Tigre. Ahora está presto a alinearse con Fernández-Fernández, donde habita Hugo Moyano. Juanjo Álvarez, José Luis Manzano y Diego Bossio entre otros se han ocupado de la jefatura de campaña de Massa, en sus intentos presidenciales.

Lo esperaban en Alternativa Federal como a Roberto Lavagna, pero Massa huele que su futuro está con el kirchnerismo. Escapa a cualquier lógica y análisis y es un experimento que no puede terminar bien. Massa no tiene aire en la fórmula de los Fernández, llega cuando todas las sillas están ocupadas.

Pichetto y Urtubey, muy difícilmente logren tentar con una gran interna a Sergio Massa, quien fue el mentor de Amado Boudou en la ANSES que lo catapultó a la presidencia. El ex intendente de Tigre estira su definición hacia el cierre de alianzas y candidaturas. En realidad su postulación cayó en abstracto. No iluminó ni encandiló a los referentes del PJ, resucitados en conjunto por el difícil trance económico que sufren los argentinos.

Es decir no es un hombre valioso de la política, llega por descarte, es un agregado que ya no tiene ni lugar en las fórmulas. Un mensaje deshilachado, confuso, impreciso, sin rumbo y rodeado por malas decisiones. Facundo Moyano encabezó la lista de diputados nacionales en la Provincia de Buenos Aires, léase aportes de campaña como sinónimo.

Son más los que lo han abandonado que quienes se le han acercado. Ahora pasan el rastrillo y aparece el “crack”, desinflado y mellando aún más su escasa credibilidad. No hay interpretación política posible que avale la llegada de Massa. En el kirchnerismo siempre necesitan piqueteros y tras cartonear se ofrece en el Instituto Patria. Cómo no se va a largar a llorar si recibió los elogios de Graciela Camaño (ya debe estar arrepentida), la esposa de Hugo Barrionuevo,  quien financia a Roberto Lavagna. El último que apague la luz.

Entre todos se amontonan para dar el marco de la impunidad a Cristina Fernández de Kirchner. Massa participará de interrumpir los procesos de la corrupción, sumará su complicidad como partícipe necesario. Él también fue jefe de gabinete.

7 Comentarios

  1. EXCREMENTO SOCIAL

  2. Sin dignidad… !! Pobre tipo…

  3. Lamentables nuestros políticos uno peor que otro, sin dignidad, mentirosos, oportunistas,que se puede esperar…..nada..

  4. Ni te cuento los de Mardel!!;;

  5. alfonsoandres56

    seguro que no le compramos un auto usado….

  6. massa traidor y panqueque ademas de macrista y narco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*