Política

Mario Rodríguez: “Pepe Eliaschev tenía razón”

PEPE ELIASCHEV Y MARIO RODRIGUEZEn momentos en los cuales el periodista del Diario Buenos Aires Herald, Damián Pachter, comenzó su exilio en Israel, luego de denunciar seguimientos y amenazas tras dar la primicia de la muerte del fiscal Alberto Nisman, el Concejal radical Mario Rodríguez se solidarizó con él y recordó que “Pepe Eliaschev también sufrió situaciones lamentables como estas, cuando cuatro años atrás reveló las negociaciones secretas entre Buenos Aires y Teherán”.

Cuando Pepe Eliaschev nos visitó en Mar del Plata, contó algunas de estas cosas, que le valieron que el canciller Timerman lo tratara de pseuperiodista, para intentar negar un gigantesco ocultamiento y una mentira atroz, como definió el periodista Alfredo Leuco”, relató Rodríguez.

“Medio gabinete nacional se ensañó con él, y lo combatieron con una fiereza inusitada, criticándolo y denostándolo hasta lo indecible. En el orden local, los obsecuentes concejales kirchneristas del Frente para la Victoria y Acción Marplatense llegaron al extremo de archivar un proyecto de mi autoría que declaraba de interés del Honorable Concejo Deliberante el libro “Los Hombres del Juicio”, en el cual Pepe Eliaschev realiza, por expreso pedido de los propios integrantes de la Cámara Federal (Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanián, Guillermo Ledesma, Jorge Torlasco, Jorge Valerga Aráoz y Andrés D´alessio), una crónica conmovedora sobre la mayor hazaña civil de nuestro país, una proeza que no ha sido aun adecuadamente reconocida por la sociedad argentina, aunque sea una referencia obligada en medios jurídicos extranjeros”, expresó el edil radical.

Nadie en el mundo hizo tanto, tan rápido y de manera tan contundente” sostiene el autor del mencionado libro, sobre la sentencia firmada en 1985, durante la Presidencia del Dr. Raúl Alfonsín.Tuve el honor de presentar ese libro junto a Pepe Eliaschev. Hoy, que ya no está entre nosotros, no espero el arrepentimiento de aquellos que lo maltrataron, pero sí un poco de respeto para con alguien que ya no puede defenderse, y también prudencia en las afirmaciones que hacen, máxime cuando la historia está poniendo las cosas en el lugar debido, terminando con la falsedad del relato” sentenció Mario Rodríguez.

 

 

 

Los comentarios están cerrados.